19144
Los pájaros también hacen música

Los pájaros también hacen música

14/Feb/2013

Los músicos de José

Quasianimal

Intolerancia

2012

En uno de los samplers que se escuchan al comienzo de Cuasianimal aparece la frase: “Los pájaros también hacen música”. Me sorprende la casualidad, porque en estos días aún está muy reciente la muerte de Donald Byrd, ese genial trompetista de jazz. El norteamericano tocó con Coltrane, Thelonius Monk y Herbie Hancock, entre muchos otros, y siempre estuvo dispuesto a derribar fronteras. Era un pájaro en vuelo libre.

También con grupo -los Blackbirds- no se limitó a un género en concreto. Tiempo después es citado por gente como Public Enemy y Nas. No me parece disperso iniciar una nota sobre Los músicos de José con la evocación de un músico heterodoxo porque el grupo capitalino también lo es. Durante años y sobre todo en la escena nacional existían demasiados corsés que resultaban molestos para las variopintas siluetas musicales de los figurines de nuestra escena.

Al jazz lo afectaba una excesiva solemnidad, demasiado respeto por la tradición y un sobredimensionado sentido “artístico” o intelectual del género. Apenas tiene poco tiempo que las cosas han venido cambiando y ello en buena medida por los irreverentes –como en este caso- y por un relevo generacional en los escuchas –que demandaban mayor arrojo y perdida de clichés-.

Y es que ya no sólo hay funk en su tercera entrega.  La paleta de sonidos y ritmos se ha expandido con notoriedad.  Si bien ya sabíamos que pueden juguetear con la electrónica ahora agregan elementos de los años del A-go-go –muy al estilo de Esquivel y la era espacial-, samplers cinematográficos y, lo más importante, dos temas en los que participa Charlot MC, que no es la única voz pues por allí el grupo mismo también hace unos coros.

Trabajando en su propio estudio, Lucid Dreams, el combo se nota suelto y libre, sacando ese instinto que aflora en el título del álbum. Tan sencillo, que ellos precisan que: “hace alusión a cierto lado intuitivo y de disfrute”. Mención especial merecen los bonus track, pues “El caracol” es una aportación de JM Salinas de Dapuntobeat y en “Como alma que lleva el diablo” está presente la Orquesta Sinfónica de la Radio de Macedonia, ya que es un tema escrito por Aldo Max para la película Pastorela (Dir. Emilio Portes, 2011).

Quasianimal no es un trabajo complaciente; por allí se escuchan cuerdas, efectos electrónicos e incluso una licuadora. Al momento de estirar géneros, LMDJ gozan de la misma amplitud de miras que el dueto francés de Scrath massive que por estos días estrena Comunnion.

Si nos apegamos a temas como “Ula ula” tendremos que recomendarlo como un disco festivo; algo en lo que también ha tenido que ver la mano de Edi Kistler de Liquits en la producción de tres piezas. Llevan más de 15 años en  la brega y se perciben más ponchados que nunca. Vaya que se han oxigenado. Despidámonos con la cita de uno de los sampleos de la rola que cierra el disco –la de la cinta-: “Ya, ya, ya, sin joterías, entregue la plata, feliz navidad y a chingar a su madre”.

No es una revista, es un movimiento.