Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

38469
Órgano de Corti en sus propias palabras

Órgano de Corti en sus propias palabras

28/Nov/2013

El proyecto surge como una luz al final del túnel de la cotidianidad, como un acto egoísta y necesario que suena a muchos ritmos que tal vez sean los cimientos de un capricho que dure toda la vida.

"Ser parte de una banda es hermoso pero siento que limita, por eso empecé a grabarme. Las primeras canciones se hicieron con un micrófono de Guitar Hero y un programa austero" expresó Gerardo Cortés, protagonista de Órgano de Corti.

En entrevista para Indie Rocks!, Gerardo explicó la naturaleza de este proyecto que dio a luz un EP homónimo que puede considerarse como un buen acompañante de viaje gracias a sus tintes experimentales llenos de atmósferas. Órgano de Corti no fue un accidente, aunque las circunstancias fueron el vehículo para llevar a un CD lo que pasaba por la mente de su creador.

Gerardo es fan de The Velvet Underground, Pink Floyd, Radiohead y Sigur Rós, y tocaba en dos bandas hasta que un buen día decidió meterse al estudio:"Trabajaba en un pub tocando la guitarra, ahí, unos vatos me dieron su tarjeta y mencionaron que tenían un estudio. Tiempo después decidí que era el momento, busqué la tarjeta y con lo que ganaba en el pub me alcanzó para seis rolas", explicó el músico.

En el estudio pidió ejecutar todos los instrumentos para cristalizar lo que pasaba por su cabeza, cuestión que imposible de llevar a cabo para sus presentaciones en vivo. "Ya tengo a la gente que tocará conmigo, son quienes me han acompañado en este proceso. En las presentaciones va todo el EP con algunas cositas nuevas además de otras canciones; mezclaré lo que ya tengo con lo nuevo", explicó, "además, el EP está hecho a mano. Yo los empaco y les puse un dibujito; quedó muy chido", agregó.

La atracción de Gerardo hacia la música fue desde pequeño: " jugaba con mis amigos a que éramos Blink 182 hasta que me compré un guitarra, intenté tocarla y no pude. Ya en la secundaria la tome en serio aunque no me llenó y me fui al bajo. Actualmente soy bajista, sin embargo, en Órgano de Corti no lo exploto tanto".

Cortés sueña con que Órgano de Corti dejé de ser sólo su proyecto y se transformé en una especie de taller donde entren y salgan músicos: "Cualquier persona que quiera entrar que me diga. Si llegamos a un punto donde haya nueve güeyes tocando, estaría muy chido", recalcó con una sonrisa.

Ahora que Órgano de Corti tiene un material de corta duración y empezará a sonar en vivo, llegó un aprendizaje: "la paciencia da frutos; hay que confiar en lo que hace y creer en ello sin titubear. Una batería no se graba titubeando, debes tener la determinación de hacer las cosas y tener libertad. Amo lo que hago, tal vez ahí está la clave",  finalizó el músico.

No es una revista, es un movimiento.