Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

134460
Entrevista con Stonefield

Entrevista con Stonefield

Las posibilidades de vivir alejados del planeta tierra sí existen.

Australia, nicho de la psicodelia contempo, tiene una variedad de proyectos musicales que hemos ido descubriendo en tierra mexa. Stonefield es más un secreto a voces que un hallazgo inaudito (líneas más abajo sabrán porqué).

La segunda edición de HIPNOSIS está a la vuelta de la esquina y parece que no ha transcurrido el tiempo desde que platiqué con The Coathangers, una de las dos bandas conformadas por mujeres dentro del lineup de su primer año. Ahora toca el turno de Stonefield, el pseudónimo que decidieron usar las cuatro hermanas Findlay: la guitarrista Hannah, la bajista Holly, la tecladista Sarah y Amy, quien se reparte entre batería y vocales. Conversé con Amy sobre su primera visita a México, ovnis y su música que, por cierto, ha generado más escuchas en México, seguido de Melbourne, Australia, de acuerdo a su cuenta de Spotify.

Crecieron rodeadas de un gremio artístico absorbente, por lo que se han dedicado a producir música que ellas consideran proto-psych y que tiene tintes notables de heavy metal de los setenta. Escucho la voz de Amy por el altavoz, me comparte un poco de su historia y de cómo hicieron posible el sueño de dedicarse a la música.

“Crecimos en el pueblo de Darraweit Guim, Australia, es realmente pequeño. Se acostumbra que los niños están siempre en actividades de baile y aprendiendo de música e incluso vestuario. Recuerdo que participamos en un concurso en la radio (algo muy común de allá), en la secundaria participamos en uno de bandas y lo ganamos. Así fue como empezamos a estar en contacto con la industria, fuimos muy afortunadas de estar alertas y tomar esas oportunidades para estar poco a poco en festivales más grandes”.

10 años las avalan como banda, se han presentado en Levitation y recién anunciaron su participación en Desert Daze. ¿Coincidencia? No lo creo. Hablando de sus presentaciones, Amy me comparte sus expectativas de tocar en nuestro país. “Estamos muy emocionadas, nos gusta la idea de ir a tocar y ver a mucha gente. Tengo realmente un buen presentimiento sobre tocar en México por primera vez y siento que será muy divertido”.

La especialidad de Stonefield es retomar la escena vintage del stoner rock y psicodélico de los setenta, incluso reflejan ese mood en su vestimenta, muy clásica y minimalista. Al ser compatriotas de King Gizzard & The Lizard Wizard, quienes son headliners de HIPNOSIS, era necesario saber la posición que tiene Amy respecto a la ola de psych rock en Australia.

“Es gracioso porque hemos estado tocando este género de música desde hace mucho. Empezamos tocando los fines de semana y fue parte de nuestra educación musical conforme fuimos creciendo. Antes sí había esta ola psicodélica en Australia, pero ahora se ha ido incrementando como una tormenta impresionante y nos gusta ser parte de ella”, compartió.

Su tercer LP, Far From Earth fue producido de la mano de Flightless Records, sello que también ha trabajado con King Gizzard. Amy compartió con Indie Rocks! cómo es este lazo que los une. “Nos hemos apoyado muy recientemente en presentaciones, se han convertido en grandes amigos. Mi padre estuvo involucrado en el proceso de grabación de uno de sus discos. Son buenos amigos, salimos juntos muy seguido y hemos creado una buena relación”.

La filosofía que envuelve el concepto de Far From Earth es acerca del espacio exterior, una de las fotografías que comprenden el arte del álbum refleja esa atmósfera, las hermanas Findlay posan en un ovni postrado en la tierra. La estética de dicha foto tiene un trasfondo, a ellas les parece de lo más natural hablar acerca de las experiencias extraterrestres, Amy nos cuenta al respecto con un tono risueño en la voz.

“Un día estuvimos hablando y la idea nació muy rápido, me refiero a que siempre que queremos hacer algo, solo lo hacemos. Este tipo de pensamientos sobre el espacio exterior es algo que mucha gente tiene en mente o incluso les parece tonto, pero no muchos lo han externado antes de manera formal. Fueron surgiendo canciones sobre eso muy rápido y eso detonó en nuestro nuevo material”.

El manifiesto de Stonefield no solo se queda en esa vibra cósmica mezclada con el poder del heavy metal, Amy lidera el proyecto tocando la batería y cantando al mismo tiempo, por ello destaca su presencia en vivo, pero, ¿existe algo más profundo que busquen compartir las hermanas Findlay con la gente? Ella nos replica. “Algo muy importante que encuentro en tener una banda es poder transmitir esa inspiración de haber sido influenciadas por músicos desde muy niñas y compartir buenos sentimientos acerca de las relaciones, los amigos, historias y libros”.

A lo largo de la historia musical hemos visto ejemplos de hermanos que han quebrantado su relación por el intermediario de la industria, Oasis es un ejemplo. Para las australianas no resulta un tema controversial.

“No es complicado, al contrario, nos sentimos muy afortunadas de tenernos juntas como banda, ya que nos conocemos muy bien y nos apoyamos mucho cuando estamos de gira y viajamos. Creo que aunque nos parecemos mucho y somos hermanas, es algo que no nos frustra, nos sentimos cómodas así. Cada una es independiente de la otra, hay situaciones donde no nos necesitamos forzosamente”, afirma.

El apoyo entre mujeres es algo que ha ido más allá últimamente en el entorno musical, además del surgimiento de artistas empoderadas que defienden su fortaleza y actitud ante la sociedad como Courtney Barnett o Chela, también australianas. Stonefield también defiende su posición desde su trinchera.

“Creo que hay asombrosos músico mujeres al igual que los hay hombres. Courtney Barnett es absolutamente apasionada. Es increíble que existan más mujeres que estén siendo parte de este mundo y definitivamente creo que nosotras estamos viviendo buenos tiempos”.

La herencia del movimiento psicodélico de los setenta también es fundamental para Amy. En el escenario de que su propuesta musical nos transmite un mundo diferente al actual y repleto de mezquindad, es decir, no anclado en el pasado ni retrógrado per sé, sino que se infunda en lo elemental del ser humano. Si algún día pudiéramos vivir en otro planeta, la vocalista y baterista de Stonefield lo imagina de una manera hippie, ella piensa que seríamos más cuidadosos entre nosotros y tendríamos una vida más tranquila.

No te pierdas la primera presentación de Stonefield en México, como parte de la segunda edición de HIPNOSIS y descubre si es posible vivir alejados del planeta tierra a través de su estridente y femenina psicodelia.

No es una revista, es un movimiento.