Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

164532
Entrevista con Pirámides

Entrevista con Pirámides

Números, máquinas e improvisación, la cara más íntima de Pirámides y su nuevo drama sonoro.

¿Qué sería la música sin la improvisación? esos ratos donde nada espera el artista y encuentra todo, donde un juego con los instrumentos se transforma en una nueva canción. Ahora, ¿Imaginas traspasar esa improvisación directo a un disco? es justo lo que representa la nueva apuesta de Pirámides.

La agrupación conformada por Patricio Coronado, Feliz Ponce y Ricardo Antunes han creado en Presentes Oblicuos una serie de canciones sacadas de un proceso largo de improvisación. El trío de regios se reunió en un estudio durante tres días, en ese lapso de tiempo se generaron ocho horas de música de las cuales sintetizaron 10 temas, cada uno narrando distintas historias.

Desde que comenzó la banda en 2014 nos juntábamos para improvisar. De hecho siempre nos hemos considerado una agrupación que hace música a partir de eso. La idea era realizar un disco improvisado", argumentó Patricio respecto al tema.

Durante esos tres días, la banda compuso y grabó los temas al mismo tiempo, reduciendo los procesos de grabación. A veces era uno el que estaba haciendo música, en otras ocasiones todos. Carlos Edelmiro Orvonton colaboró en este proceso además de los trabajos de producción y de mezcla.

Al tener el resultado, la banda se encargó de crear una historia que engloba a otras dentro de cada tema, la finalidad es ofrecer al escucha la posibilidad de interpretar las canciones en compañía de sus títulos. Otro ejemplo de esta idea es la misma portada, la cual es la foto de una foto, el formato presenta una ambigüedad que da margen al público para crear opiniones.

"Hay canciones que nos hacían pensar en sensaciones o momentos, como 'Un Recuerdo No Vuelve a Repetirse, El Mar No es el Mismo Dos Veces', esa canción habla del paisaje siempre idéntico que tiene el mar. 'La Ira de Las Máquinas' habla sobre el valor de la relación humano-máquina en un contexto sentimental", fueron los ejemplos que añadió Pirámides.

Presentes Oblicuos tiene movimientos que asimilan una historia. Además de eso, podemos ver distintas etapas, nudos, climax y un desenlace, lo que agranda el discurso de la obra. "No teníamos una idea de las estructuras, pero si queríamos llegar a un sonido en específico, por eso usamos solo algunos instrumentos y de ahí no variamos", comenta Patricio.

Se puede dividir esta obra en dos partes. La primera es enérgica y va creciendo poco a poco, mientras la segunda es un poco más compleja. Si bien, no es una estructura muy sencilla de tratar, Patricio Coronado te da unos tips para escucharlo.

Es un álbum sensorial, responde más a un 'Cómo' que un 'Qué'. No es lo más convencional pero sí es un retrato de distintas cosas que pasamos, así que antes que nada recomiendo tener disposición y apertura".

Dar este salto no fue sencillo para la banda, ya que la música experimental e instrumental en su mayoría no tienen suficiente apoyo. "Tuvimos mucha fe en el disco y cuando salió sencillamente nos sentimos más tranquilos. La música de ahora nos representa mucho y ayuda a hacer ver que estamos mostrando una nueva cara", comenta la banda.

Pirámides no se encuentra preparando shows por el momento, sino que prepara una segunda parte del disco. Además musicalizará distintos museos del país y hablará de "Perpetua", el cual es un pluggin que la misma banda creó. "El rock es muy infertil", es algo que opina Patricio Coronado, por ello intentar decir algo nuevo se torna algo complejo.

Presentes Oblicuos fue producido por integrantes de la agrupación en compañía de Carlos Edelmiro y masterizado por Olmo Ortiz. Te invitamos a disfrutar de esta producción discográfica y de uno de los proyectos experimentales más importantes actualmente.

No es una revista, es un movimiento.