163720
Pirámides — Presentes Oblicuos

8

Pirámides
Presentes Oblicuos

Independiente / 2020

Artista(s)

Pirámides

Respirar, crecer, explotar y volver al camino en el viaje de sonidos de Pirámides.

Hay un pequeño punto entre lo que sube y baja, lo que avanza y se detiene, justo ahí se queda el presente. La nueva producción de Pirámides habla sobre esa deriva entre el tiempo y la realidad en la que distintas emociones colapsan.

Con tenues rasgueos de guitarra comienza a respirar el disco, a esto le acompaña un serie de atmósferas y también algunos destellos sonoros. "Fe Posbiológica (El Cuerpo Se Resiste a la Digitalización)" y "Un Recuerdo No Vuelve a Repetirse, el Mar No Es el Mismo Dos Veces" marcan ese amanecer sombrío, posterior a una catástrofe o previo a una.

"Posnatural" goza de una gama más alta de elementos, la batería aparece de manera fluida y los sonidos toman un poco más de color. Esto es un preámbulo para llegar a "Ruinas", donde un aceleramiento continuo hace que la experimentación de la agrupación de Monterrey llegue a una explosión. Los sonidos han crecido, se tornan violentos y tiene destellos agresivos. Esta fuerza queda plasmada para continuar con "Seré velocidad" una canción que marca el final del primer movimiento del disco.

Una especie de nube difusa en un cielo nublado enarbola la portada de Presentes Oblicuos, esta fue realizada por Patricio Coronado. Sería bueno creer que es justo en este momento donde se puede encontrar la obra. En un momento donde es probable que venga una nueva tormenta o quizás solo es el rezago de la anterior. El presente se distorsiona cuando ocurre un conflicto, esa línea inexistente ahora se vuelve un mito y el ser está en la deriva.

"Equilibrios Paradójicos" regresa de manera fluida, un arreglo de guitarra es la insignia de este tema. Si bien, parece haber un poco de calma, "La Ira de las Máquinas" presenta un momento más oscuro que antes. Los sintetizadores te golpean y un reloj que parece eterno acompaña el crecimiento de la canción.

La penumbra se apodera del sentido de Presentes Oblicuos, una serie de lagunas contemplativas entran al ruedo, mientras el peligro de los sintetizadores agresivos contrasta en "Valores Aleatorios". "Lejanas Tribus" muestra un movimiento interesante dentro de la obra, es una catarsis donde el presente parece mostrar su lado más complejo, no solo es un espacio temporal.

El disco finaliza con "Continuum", que es esa fuerza para abandonar el despego y seguir luego de una etapa difícil. Los movimientos turbios concluyen de forma casi natural, o al menos el humano así los asimila el cuerpo, que no deja de resistirse a la estabilidad.

Presentes Oblicuos fue grabado en Nuevo León, durante tres días Patricio Coronado, Ricardo Antúnez y Feliz Ponce brindaron sus virtudes de artistas y con improvisación es que generaron ocho horas de música. La síntesis refleja un trabajo al que no le interesa cumplir con algún estándar. Más bien es una obra genuina que tiene por objetivo mostrar un panorama multifacético del tiempo y la asimilación del presente.

Este trabajo es el mundo visto después de una etapa difícil, mientras agarras el valor para entrar a una nueva.

No es una revista, es un movimiento.