66690
Cumbre Tajín: Y se hizo la luz

Cumbre Tajín: Y se hizo la luz

03/Mar/2015

Cada vez está más cerca el festival multidisciplinario más importante de nuestro país, el Cumbre Tajín regresa del 19 al 23 de marzo a Papantla, Veracruz, para llevar a cabo su edición número 16. Con “el trayecto de nuestra luz” como tema central, la cumbre del Tajín se ha dado la tarea de sorprender a medio millón de asistentes con su line-up, sus alianzas, sus talleres y sus recorridos arqueológicos.

Luz

Brenda Tubilla, la productora del festival desde el 2011, estuvo en exclusiva con Indie Rocks! para platicarnos no solamente sobre la producción del evento, sino de la cultura que yace en una comunidad como la totonaca.

“Buscamos siempre un cierto perfil con el line-up. Los días están divididos por géneros, buscamos géneros que estén acorde al tema del año y a partir de esto buscamos a lo mejor de cada género. Lleva su tiempo intentar armar algo así, el elenco que se ve en un final es un trabajo de seis meses de estar llamando a los artistas. Hay veces que unos no pueden, o que no pueden pero sí quieren, entonces nos ha pasado muchas veces que artistas cambian sus fechas con tal de acomodarse a Tajín.”

Todo acto que se presenta en el Cumbre Tajín se presenta en un mode distinto que en cualquier otro lugar. Cuando el artista llega tiene que pasar por un proceso Tajín que poca gente ve: visitan las pirámides, se meten al temazcal y platican con los totonacas. Es justo ese cambio de chip que sucede en el músico lo que hace de sus presentaciones unos shows llenos de energía y de luz.

“La parte de la producción es una parte compleja, los 25 artistas que están en el escenario tienen que estar de acuerdo con una sola producción, es muy difícil porque Incubus, los Flaming Lips, Macklemore, Empire of the Sun suelen tener producciones muy específicas, todo mundo quiere traer su producción pero la realidad es que nadie puede traer su producción. Entonces intentamos llegar a un punto medio donde Tajín pone una gran producción y ellos sacrifican una parte de su show personal.”

La evolución del festival ha sido impresionante. Con 16 ediciones, el Cumbre Tajín está diseñado para que corra solo. Lo único que se necesita es la cultura totonaca, lo que la producción y el staff buscan como externos a ella es hacer el mejor trabajo posible para que las raíces del festival sean cada vez más profundas y que sea cada vez más difícil bajar la calidad.

Festivales como el Cumbre Tajín sólo existe uno. Veracruz tiene algo que no tienen otras zonas arqueológicas en México, que es la cultura viva de los totonacas. Ellos son los anfitriones y es lo que lo hace tan diferente y especial a cualquier otro festival de música.

El Cumbre Tajín es un festival lleno de alianzas. Berkley College of Music estará presente por primera vez en un festival para dar becas a artistas de la región. Asimismo, Non Violence Project, un proyecto de Yoko Ono, será partícipe de esta edición del Tajín.

“La alianza con Glastonbury no surgió por el año dual con Inglaterra, eso fue una completa coincidencia. Ya había habido pláticas con ellos de hacer varias cosas. El año pasado se lanzó un equipo de ellos a Tajín y un equipo de Tajín se lanzó a Glaston. Nos caímos bien, nos enamoramos, queríamos las mismas cosas, teníamos las mismas ideas, en esencia éramos un festival muy parecido. Entonces decidimos hacer algo en conjunto, que está increíble. En su momento daremos a conocer lo que ellos mandarán para acá.”

“El trayecto de nuestra luz” es más profundo que un slogan. Todas las actividades giran en torno a este tema. Lo que la comunidad totonaca quiere es justo enseñarle a la gente cuál ha sido el trayecto de su luz, cómo ha impactado eso al mundo y que la gente vaya con la intención de encontrar su propia luz para guiar a otra gente en el mundo.

“Tienes que ir al Cumbre Tajín para entender lo que es el Cumbre Tajín. No es algo que te pueden contar o una foto que puedes ver. Es algo que tienes que experimentar, cada quien descubre algo diferente de sí mismo, de otra gente, de su país, del mundo. Vale la pena ir y vivirlo.”

No es una revista, es un movimiento.