119387
The Cribs en el SALA Corona

The Cribs en el SALA Corona

Diego
Figueroa

20/Oct/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

SALA

Artista(s)

The Cribs: Una noche explosiva en el SALA.

Cuando los hermanos Jarman anunciaron su visita a México pronto se hicieron uno de los shows más esperados del año, y es que los de Yorkshire forman parte de una de las agrupaciones más importantes dentro de la escena alternativa en el Reino Unido, sobre todo por haber contado con el ex guitarrista de The Smiths, Johnny Marr, dentro de su alineación.

La noche iba en aumento desde antes de que los músicos salieran, pues los gritos no se hacían esperar cada que salía alguien de la producción. Después de una larga pero entretenida espera, por fin los británicos hicieron su entrada con "Somewhere In My Heart" de Aztec Camera, saludando efusivamente y tomándose su tiempo para tomar sus instrumentos. Iniciaron con "Our Bovine Public", que aunque fue bien recibida no se comparó a "Come On, Be a No-One", pues marcó el inicio de lo que sería una noche vibrante entre el grupo y los asistentes.

Le siguieron "Rainbow Ridge" y "It Was Only Love", que no fueron tan coreadas pero no bajaron el ambiente. The Cribs no soltaba a la gente y nos mantenía efusivos con algunas frases en español como: Viva México y muchas gracias, además de que el baterista aventó una botella de agua al público, lo que provocó un gran celebración y muchos más lanzando sus vasos de cerveza por los aires durante ambos temas.

Pronto llegó la primera canción que hizo reventar el recinto, "I'm a Realist", del disco Men's Needs, Women's Needs, WhateverEste fue anunciado por la fender super-sonic de Ryan Jarman y aclamada de principio a fin. El guitarrista poco a poco iba sobresaliendo de entre su hermanos, por cómo se desenvolvía en el escenario, además de mantener una postura con el compás abierto que recordaba mucho a Johnny Ramone.

El ambiente parecía inmejorable, pero pronto fue superado con "Hey Scenesters!" que gracias a los cánticos de la gente logró sonar como si fuéramos diez veces más. Ese debía ser el punto más alto de la noche, pero con The Cribs era imposible saber, pues aunque "Different Angle" y "Moving Pictures" no fueron tan seguidas como su antecesora, bastaban unas palabras de cualquiera de los integrantes para recobrar el entusiasmo.

Una de las canciones de su nuevo disco fue anunciada por Gary Jarman y fuera de algunos asistentes casi no tuvo respuesta, sin embargo fue un buen descanso para el intenso camino que habíamos recorrido. Todo dio un giro con "We Share the Same Skies", pues estábamos revitalizados y listos para seguir, la linea del frente volvió a los saltos agitados mientras la gente de atrás trataba de mantenerles el paso.

 "Another Number" y "Burning for No-One" afianzaron el terreno para The Cribs, preparándonos para la segunda mitad del espectáculo. Los ingleses se mantenían enérgicos por y para el público, un gesto bien correspondido por todos. Lo bien logrado por Gary Jarman y compañía se notó con "Wish I Knew You In The 90s", pues la gente no se desgastaba en aplausos, tan solo respondía a la música con gritos y sus cuerpos inquietos.

The Cribs se volvió a aventurar con uno de sus nuevos temas, "In Your Palace", y para sorpresa de los músicos fue un éxito, todos los seguíamos ciegamente. Ni la balada más tranquila podía calmar a las almas del sala que fueron alimentadas una vez más con "Be Safe" y "Mirror Kissers". En este punto, la presentación de los hermanos Jarman ya era algo sumamente notable, le habían dado a su público lo que estaban buscando e incluso aún más.

"Broken Arrow" fue la última de las canciones de 24-7 Rock Star Shit, los primeros asistentes habían caído. En realidad no parecíamos estar cerca del final pero algunos ya habían sido frenados por el cuerpo y muchos otros solo seguían por inercia.

Un suspiro final nos invadió con "Men's Needs", el tema que todos estábamos esperando, algunos salieron corriendo del baño o dejaron sus cervezas sin pagar, para no perderse ese momento. Aunque ya se habían cumplido todas las expectativas The Cribs decidió cerrar con "Pink Snow", siendo despedidos entre las pocas fuerzas que quedaban para los aplausos. Algunos seguían pidiendo más, pero ya no había nada más que hacer ¿cómo puedes mejorar lo formidable?

REDACCIÓN:

Sergio
Ang

FOTO:

Diego
Figueroa

No es una revista, es un movimiento.