157690
Dorian en el Lunario del Auditorio Nacional

Dorian en el Lunario del Auditorio Nacional

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

Dorian: una interesante mezcla de sonidos electrónicos con líricas llenas de franqueza.

El Lunario del Auditorio Nacional, es reconocido por ser un inmueble que invita a las personas a tener un encuentro íntimo con los artistas. Fue por eso que cuando los fanáticos de Dorian escucharon que se presentarían en ese venue, no pensaron dos veces en adquirir sus entradas.

Aunque el pronóstico del clima era frío, los asistentes no dejaron de lucir algunos de sus mejores atuendos en color negro con lentejuelas y alguno que otro en colores fosforescentes; outfits que hacían alusión a la minimalista estética de la banda. 

El acceso comenzó poco antes las 20:00 H con el objetivo de que pudieran tomar un buen lugar para luego presenciar el acto abridor que estuvo a cargo de Silva de Alegría, un músico que con su guitarra acústica y una armónica animó el ambiente con canciones como: “Ok” y “Quiero ser un color”. Sergio Silva, aprovechó para obsequiar sus CDs y se despidió dejando muy contentos a todos.

En escasos 10 minutos, las luces se apagaron y empezaron a sonar de fondo unos sintetizadores que hacían vibrar el recinto. Con luces púrpura a juego, Dorian subió al escenario y la gente empezó a aplaudir con mucha energía para así dar inicio al primer tema de la noche: “La Isla”, canción que forma parte de su más reciente material discográfico, Justicia Universal (2018), el cual desgarró las primeras gargantas cuando lanzaron la primera oleada de papelitos de colores.

Se notaba que la gente gustaba de la música de los barceloneses, y venía dispuesta a disfrutar de una velada enérgica, por esa razón continuaron coreando la siguiente canción que estuvo bajo el ritmo de: “Noches Blancas”.

Ya emocionados, Marc Gili, aprovechó para compartir que se sentía muy emocionado por estar una vez más tocando para el público capitalino. “Llevamos una gira de un año y medio, y llevamos rato tocando en la República Mexicana. Para nosotros esta noche se siente como tocar en casa. Gracias por estar aquí.”

Estas conmovedoras palabras dieron inicio a “Verte Amanecer” tema de su segundo LP, La Ciudad Subterránea (2009), el cual, puso muy nostálgico al público. Aprovechando el sentimiento, Dorian optó por interpretar “Algunos Amigos” y “Hasta que Caiga el Sol”.

“Sabemos que había un chingo de conciertos para octubre y noviembre, y estamos muy agradecidos de que entre tantos, nos hayan elegido a nosotros. Muchas gracias”, expresó el vocalista antes de interpretar “Los Amigos Que Perdí”, uno de los grandes éxitos de La velocidad del vacío (2013). Aprovechando el cariño que sienten por el público mexicano, no dejaron pasar la oportunidad de interpretar “El Temblor”, tema que siempre los trae de regreso a México, su segunda casa. 

Dorian se ha caracterizado por su peculiar mezcla de electrónica, indie rock y new wave que siempre que la escuchamos nos hace bailar. Sin embargo, pocas veces hemos prestado atención a sus letras -que como ellos dicen- suelen ser “un poco oscuras”. Si bien es cierto, los oriundos de Barcelona no se han callado y han alzado la voz para hacerle frente a los problemas que nos afectan como sociedad, es por eso que en la noche no podía faltar “Justicia Universal”.

Ya conmovidos, dio turno a la interpretación de “Duele”, continuando con, “La Noche Espiral”, y “Buenas Intenciones”. Antes de seguir con la siguiente canción, Gili comentó que lo continuaba era una carta de amor a Latinoamérica y estaba dedicada a todos los que les encantan las nuevas experiencias, fue entonces cuando sonó “Llévame”.

El Lunario del Auditorio Nacional estaba cada vez más animado, la banda llevaba más de una hora tocando y para fortuna, el show aún no terminaba. “Arrecife”, “Señales”, “Paraísos Artificiales” y “Cualquier Otra Parte”, fueron algunos de los temas más coreados de la noche. 

“Hace unos años nosotros teníamos el sueño de formar una banda en una ciudad en donde es difícil lograrlo. Por eso yo les digo: siempre crean en sus sueños y lógrenlos”, expresó Marc, antes de interpretar un tema que te invita a luchar por lo que más anhelas: “Cometas”.

Dorian aprovechó una vez más para agradecer a todos los presentes por estar ahí, bajando del escenario para regalar rosas a las presentes mientras interpretaba “Solar”; para después cerrar tan increíble noche con “La Tormenta de Arena”.

No es una revista, es un movimiento.