21549
Cumbre Tajín Día 3

Cumbre Tajín Día 3

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

24/Mar/2013

El sol se oculta y las almas descansas, y se puede disfrutar el inicio de los conciertos con ropa ligera y buena actitud.

Cumbre

Sistema Bomb, grupo que tiene como integrante a Roco de La Maldita Vecindad abrió el escenario con sus canciones de protesta edulcorantes. Los espectadores no les pusieron demasiada atención, y no tardaron en terminar su acto. 

El día sábado en Cumbre Tajín se trazó una constante en lo que a música se refiere: la aparición de bandas noventeras, algunas aún fuertes y otras con los signos vitales a penas vivos. La Gusana Ciega fue de las primeras. En un día tan caluroso, salió al escenario un Daniel Gutiérrez trajeado para cantar algunos de sus éxitos. A pesar de tratarse de una banda algo vieja y con una discografía corta, algunos fieles corearon las canciones y la música mantuvo esa peculiar y graciosa elegancia tan suya. La Gusana Ciega, además de con sus anécdotas románticas, dejó satisfechos a quienes los escucharon con “Me Vas a Ver Llorar”, “Entra en El Agua” y “Celofán”.

Cuando antes de la banda principal está programado un acto no tan conocido, escuchar se vuelve una espera impaciente, pero Ozomatli logró llenar ese hueco con coreografías, carisma y música bailable. Directo desde California, Ozomatli se deslizó con soltura por géneros tan dispares como la banda, el son, el funk y el rap. Tan versátiles fueron, que ejecutaron en forma de cumbia una canción de Depeche Mode.

Blind Melon perteneció a la categoría de íconos de los noventas por completo debilitados. En conferencia de prensa, declararon que era la primera vez que regresaban al escenario desde la muerte de su vocalista original Shanon Hoon. Intenciones nobles pero resultados poco convincentes. Teniendo un repertorio clásico, la fuerza con la que tocan no resucita la fuerza de sus mejores canciones, confirmando la opinión de muchos que señalaban a la actual versión de Blind Melon como una simple banda tributo. Tocaron “Time” y “No Rain” y dedicaron una canción a Elliott Smith, otro músico que tuvo problemas con las drogas además de su difunto vocalista.

La presentación de The Smashing Pumpkis fue una explicación del por qué Billy Corgan persiste en el proyecto que le diera fama. Sus éxitos continúan vigentes, y su música nueva cumple con los parámetros de la novedad. La nueva alineación de The Smashing Pumpkins salió al escenario para recibir la ovación de un público entusiasta pero algo cansado. Aquello se corrigió cuando un Billy Corgan   sintonizado con su público comenzó su recorrido por las canciones más emblemáticas, como “Bullet with Butterfly Wings”, la conmovedora “Tonight, Tonight”, “Ava Adore”, “1979”, pasando por sus composiciones más recientes como “Oceania” y  una increíble versión de “Space Oddity” de David Bowie.

El concierto se desarrolló con los espectadores alzando los brazos y los celulares, señal que indica satisfacción.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.