124112
Recordando 'White Light/White Heat' de TVU

Recordando 'White Light/White Heat' de TVU

En su 50 aniversario analizamos uno de los discos más enigmáticos de The Velvet Underground.

Cuando hablamos de la discografía de los neoyorquinos lo primero que llega a nuestra mente es esa ilustración de la entrada del metro de Loaded o la icónica imagen creada por Andy Warhol para su álbum debut con Nico. Pero el material que ha causado más fascinación dentro de los seguidores del extinto grupo fue su segundo álbum de estudio y les voy a decir por qué.

Iniciemos por el peculiar sonido. The Velvet Underground y sobre todo Lou Reed son conocidos por su inclinación a la experimentación y la búsqueda de nuevos sonidos, sobre todo en la guitarra. Sin embargo, la segunda placa de la agrupación llevó ese toque extravagante a un nuevo nivel, con elementos distorsionados que aludían a una esencia violenta y transgresora. Además, contaba con instrumentos únicos, como la viola eléctrica y un órgano Vox Continental, al igual que efectos de audio cinematográfico. Tal y como John Cale describió este proyecto tiempo después. "Fue un disco rabioso ... El primero tenía algo de gentileza, algo de belleza. El segundo era conscientemente anti-belleza".

La gente y la historia detrás de este material también fueron, en parte, responsables de que White Light/White Heat se convirtiera en uno de los objetos más interesantes de The Velvet Underground. La banda se había alejado del dominio, o más bien del subyugo, de Andy Warhol y naturalmente se deshicieron de la modelo alemana Nico. Gracias a que ya no se limitaban a las exigencias del dueño de The Factory y con la notable fama que habían conseguido, lograron traer al mítico productor Tom Wilson, recordado por su participación en el estilo disonante del tema "Like A Rolling Stone" de Bob Dylan.

También, White Light/White Heat fue el ultimo álbum que contó con la colaboración de John Cale, quien podría ser considerado como co-lider de The Velvet Underground junto a Lou Reed. Es bien conocido que entre estos dos interpretes había una enorme rivalidad que causaba una importante tensión en la banda. Se dice que Reed estaba celoso de la calidad de Cale como multiinstrumentalista, así como por su inmejorable preparación. John había estudiado piano en el conservatorio y se le facilitaban toda clase de instrumentos. En aquel disco el estadounidense tocó el bajo, la viola y el órgano.

Para muchos, el segundo álbum de estudio del grupo fue el principio del fin, para otros el mejor disco de los neoyorquinos y el único donde mostraron su verdadera esencia, pero todos debemos estar de acuerdo en que White Light/White Heat, a pesar de su sonido poco amigable, es un disco de gran calidad y un fondo muy interesante.

No es una revista, es un movimiento.