132175
Nico, la musa abatida

Nico, la musa abatida

Recapitulamos la vida de Nico, la supermodelo alemana y leyenda neoyorquina.

El legado de la cantante alemana ha sido desprestigiado con los años, por lo menos dentro del mundo de la música, y es que tras su salida de The Velvet Underground, sus ex compañeros se encargaron de difamarla y mostrarla como una pieza que sobraba en su álbum debut, así como una imposición de Andy Warhol, quien manejó y apadrinó a la banda a finales de los sesenta. Pero ya es hora de que el nombre de Nico salga de las sombras, que sea reconocida como una mujer talentosa, que simplemente fue víctima del sadismo del hombre.

La vida de Christa Päffgen fue una tragedia desde el inicio, pues sufrió los estragos de la segunda guerra mundial cuando era solo una niña. Su padre fue enlistado y debido a un severo golpe durante su servicio, el hombre tuvo daño cerebral permanente, dejando a su hija prácticamente huérfana. Por la difícil situación, la artista dejó la escuela a la edad de 13 años y consiguió trabajo. Poco después inició su carrera como modelo en Berlín y a los 16 ya aparecía en revistas y comerciales. A pesar de sus pocos estudios siempre se mostró como una joven capaz y muy inteligente, pues con facilidad aprendió a hablar inglés, español, francés, alemán e italiano. Con una notable carrera, la interprete se fue a París y cambió su nombre a Nico, alias que marcaría el inicio de un difícil porvenir.

Muchos creen que Nico llegó a The Velvet Underground como una cara bonita, sin experiencia en la música, pero ella era la de mejor reputación en un principio. En 1965 la modelo conoció a Brian Jones en Londres, con quien mantuvo un romance. Ese mismo año el líder de The Rolling Stones le consiguió un contrato con Immediate Records y le produjo su primer sencillo, "I'm Not Saying", el cual tuvo a Jimmy Page en la guitarra. Una vez que el músico perdió interés, la carrera de la cantante se esfumó.

Desilusionada, la interprete regresó a Nueva York tras una llamada de Andy Warhol, quien le ofreció seguir dentro del modelaje y cantando en clubes por las noches, en una de esas presentaciones Leonard Cohen se enamoró de ella y la describió como una de las mujeres más hermosas que había conocido, con una voz tan inusual como atractiva. A pesar de su enamoramiento, Nico rechazó al poeta canadiense por el cantautor Jackson Browne.

En 1967 Nico tendría una segunda oportunidad en el álbum debut de The Velvet Underground. Pero a diferencia de lo que muchos fans creen, Andy Warhol y Lou Reed le tuvieron que rogar a la alemana que apareciera en el disco, algo que trataron de negar tiempo después. Nico no solo le iba a dar ese lado misterioso y agraciado al material, también los iba a poner en el mapa, pues ella ya era una interprete de culto, comparada con Marianne Faithfull y Marlene Dietrich.

A pesar de que tuvo un amorío con Lou Reed, el líder de la banda constantemente se burlaba de la forma de cantar de Nico, así como de sus supersticiones. Antes de cada show, la cantante prendía una vela y no salía hasta que estuviera consumida; eso, y el tiempo que tardaba en arreglarse, provocaba el enojo de Lou y el atraso de algunas de sus presentaciones. No es un secreto que el neoyorquino era bastante abusivo con todos los integrantes, pero tenía un especial desprecio por la vocalista.

Luego de romper relaciones con Andy Warhol, la cantante trató de mantenerse en la agrupación, pero Reed y John Cale la echaron. El grupo no quería nada que los relacionara con el artista pop, y de hecho trataron de difamarlo de todas las maneras, incluyendo la desacreditación y desprecio hacia Nico. Incluso años después, los seguidores de la banda discuten sobre el lugar y la importancia de la modelo.

Después de que los integrantes de The Velvet Underground le dieran la espalda, fue noticia por su aventura con Jim Morrison, donde viajaron por las carreteras de California comiendo hongos alucinógenos. Pero una vez más, cuando Nico le había entregado su corazón a un hombre, este al topar con la monotonía simplemente la desechó. El rompimiento le causó una terrible depresión e intensificó sus problemas con la heroína.

En julio de 1988, mientras la cantante daba un paseo en bicicleta por Ibiza, una hemorragia cerebral le causó la muerte. La supermodelo había retomado su lugar como artista de culto y había sido abrazada por bandas como Siouxsie and the Banshees y Patti Smith, al igual que había reparado su amistad con los integrantes de The Velvet Underground. Solo Andy Warhol le guardó rencor, y mencionaba que la alemana se había vuelto gorda, drogadicta y solo desapareció. Bueno, Nico no desapareció, más bien trataron de ocultarla. Pero hoy la interprete brilla más que nunca, no como una víctima, sino como una sobreviviente, que se enfrentó a los lugares más hostiles de la industria.

No es una revista, es un movimiento.