144311
Damon Albarn, el último caballero del britpop

Damon Albarn, el último caballero del britpop

¿Qué hace de Damon Albarn el músico más interesante de la camada del britpop?

Todos recuerdan al britpop como una de las épocas doradas para la música en el Reino Unido. Pero a casi 30 años del inicio de este movimiento, esos grupos que estaban destinados a ser los siguientes The Beatles, están separados; y los ídolos que alguna vez buscaron la atención del mundo, ahora se sientan a lo lejos a observar.

De entre todos esos músicos, solo uno de ellos se niega a caer y sigue con poder de impacto, a pesar de los sonidos que dominan en la actualidad: Damon Albarn, vocalista y líder de Blur, quien parece ser el eterno héroe de la música británica.

Es fácil poner a Damon en un lugar privilegiado con la actual situación de las demás estrellas del britpop. Mientras unos tratan de seguir en pie en el aspecto comercial como Suede y otros fracasan en hacer triunfales regresos como Sleeper, Albarn logra sin mucho esfuerzo seguir sorprendiendo.

El líder de Blur no tiene una total hegemonía, y de esa misma generación hay quien se le acerca e incluso lo supera en números, como es el caso de los hermanos Gallagher. Pero a pesar de que Albarn no es el único sujeto de interés, sí es el más interesante.

Poniendo en comparación los dos últimos discos de Gorillaz con la corta pero exitosa carrera solista de Liam Gallagher, podemos ver a dónde se inclina la balanza. El álbum del vocalista de Oasis debutó en el número uno de las listas del Reino Unido y fue de los discos más vendidos del 2018. Un año antes con Humanz, Damon Albarn llegó al dos y con The Now Now se hundió hasta el puesto cinco de los charts.

Con Noel pasa algo parecido, su disco Who Built The Moon? también inició en lo más alto de las listas y logró increíbles ventas, pero ninguno de esos materiales se vieron reflejados en la escena actual. Los Gallagher y parecidos, como Richard Ashcroft, parecen no tener interés por nuevos estilo y solo se dedican a innovar dentro de lo que conocen. Esto no es algo negativo, solo es parte de ser un músico realizado y que trabaja únicamente para sí mismo.

Damon Albarn tampoco tiene nada que demostrar ni está desesperado por el éxito, pero su singular interés por experimentar con nuevos sonidos y, por supuesto, su habilidad para dominarlos, le basta y sobra para seguir siendo pieza importante en la industria. El cantante, a diferencia de sus contemporáneos, no solo vende y le da gusto a viejos fans, también inspira y atrae a las siguientes generaciones.

Algo crucial para un artista es tener algo significativo que ofrecer, y ahí la mayoría cumple, pero algo importante también es mantenerse ambicioso, y eso difícil cuando ya lo has logrado todo. Ese disgusto por la comodidad y la picazón por descubrir nuevas cosas, es lo que hace de Damon el más fascinante.

Algunos se retiraron, otros se convirtieron en verdadera realeza del rock, y muchos más perecieron en el olvido. Solo uno de ellos está al pie del cañón, solo uno puede ser llamado como el último caballero del britpop.

No es una revista, es un movimiento.