175258
A 25 años del ‘Different Class’ de Pulp

A 25 años del ‘Different Class’ de Pulp

30/Oct/2020

Pulp, complejas letras filosóficas acompañadas de una sencilla elegancia musical.

La literatura y la música han mantenido un matrimonio desde tiempos inmemoriales, aunque uno de sus hijos más destacados surgió en la pequeña localidad inglesa de Sheffield. Desde un inicio quedó claro que además de la actitud también era fundamental el mensaje. Detrás de un nombre tan simple como Pulp se encuentra una de las agrupaciones con las letras más elaboradas en la historia de la música. En cada una se cuentan complejas historias que podrían ser parte de extensas novelas.

La semilla fue plantada a finales de los setenta por un adolescente Jarvis Cocker, quien ha sido el único elemento fijo del conjunto. Pero aunque hoy se le vea como un aristócrata que lo mismo aparece como invitado en programas de televisión o con un pequeño papel en la saga de Harry Potter, su vida no fue sencilla. Cuando apenas era un niño su padre lo abandonó, lo que le generó un trauma que lograría superar a través de los años.

Mientras sufría de la falta de una figura paternal desarrolló un gusto por las artes y eso lo encaminó a la música. Su primer álbum fue publicado en 1983 con un pobre recibimiento de la crítica y el público aunque gracias a la persistencia lograría reponerse. Con cada uno de sus siguientes materiales mejoró pero sería uno en particular el que lograría provocar un impacto tan grande como el meteorito que acabó con los dinosaurios.

El calendario marca el 30 de octubre de 1995 como la fecha en que arribó a las tiendas de discos en el Reino Unido un LP con la fotografía de una boda que pronto llegaría a las listas de popularidad. Se convirtió en un éxito inmediato gracias a que meses atrás comenzó a escucharse en las estaciones de radio una canción que al día de hoy ya es catalogada como un himno.

Historias cotidianas convertidas en canciones

A la fecha es imposible hablar de la última década del siglo 20 sin hacer referencia a “Common People”, una composición surgida gracias a las experimentaciones con un Casiotone MT-500 de forma empírica. En su momento estuvo envuelta en polémica porque se dijo que era un plagio de “Los Amantes” de Mecano y aunque sí existe cierta similitud, jamás ha existido alguna demanda. Mientras que una vez conseguida la base, fue momento de ponerle letra. Fue entonces que Jarvis hizo gala de su talento para relatar una pequeña historia sobre la diferencia de clases. Mientras algunos aspiran a fama y reconocimiento sin conseguirlo, existen otros que mantienen una cómoda vida y quisieran que no fuera así. La constante lucha de siempre desear lo que no se puede tener.

El documental Pulp: A Film about Life, Death & Supermarkets (2014) deFlorian Habicht muestra la importancia que ha tenido el tema para la banda. Hoy es común ver playeras y graffitis en las calles inglesas con la leyenda: “I want to live like common people”. Una frase tan sencilla ha logrado trascender la barrera del tiempo y llegar a nuevas generaciones. Mientras que diversos medios la han catalogado como la mejor canción en la historia del britpop.

La mejor novela disfrazada de canción

Ahora bien, desde su publicación, el álbum obtuvo reconocimiento por la combinación de elegancia y humor en sus letras. Es una herencia directa de The Kinks, The Beatles y The Talking Heads que el combo logró explotar y en “Disco 2000” con su característico rasgueo de guitarra inicial se puede apreciar a la perfección. A partir de un experiencia personal se concibió una compleja historia que abarca toda la vida de los protagonistas. Al mismo tiempo, contiene un planteamiento filosófico en el que se pregunta si el destino está preconcebido o si es posible cambiarlo. Lo que pudo ser una novela de 500 páginas, Pulp logró resumir en una canción de apenas cuatro minutos. Desde entonces la vida ya no es igual cada que encuentras a una mujer llamada Deborah.

No es gratuito que el LP haya recibido el Mercury Music Prize un año después por ser considerado el mejor de la música británica. Entre los nominados también se encontraban Manic Street Preachers, Underworld y Oasis con su laureado (What's the Story) Morning Glory? Aunque al final ninguno pudo contra el pequeño conjunto surgido en Sheffield.

Gran parte del éxito del combo inglés fue partir de historias cotidianas con las que cualquiera se puede identificar. Como en pocas ocasiones, lo que se dice es igual de importante que la manera en que se hace. Los arreglos musicales pasan a segundo término porque la verdadera protagonista es la letra de cada canción. El idioma puede ser una barrera pero la música es universal.

No es una revista, es un movimiento.