Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

125478
35 años del 'War' de U2

35 años del 'War' de U2

War: 35 aniversario del álbum que mantiene a U2 dando guerra.

Mi primer contacto con War, fue a la edad de 16 años.  Aún viviendo en casa de mi madre, aprovechaba cualquier oportunidad para estar solo y poner a todo volumen este disco que mi hermano me regaló de cumpleaños. Alucinaba al oír la potencia y ritmo de la batería en "Sunday Bloody Sunday", trataba de imitar con mi teclado personal, las notas de "New Year’s Day", y cantaba a todo pulmón "Drowning Man". War se ha convertido en mi disco favorito y sin duda es una joya que siempre estará vigente.

“I Can’t Believe the News Today”, esa frase que hemos cantado cientos de veces es el inicio del tercer álbum de la banda más importante de Irlanda. "Sunday Bloody Sunday" es un reclamo social a las luchas internas que aún siguen vigentes en esas tierras. Nombrada como aquel fatídico 30 de enero de 1972 en Irlanda del Norte, donde 14 personas murieron por un ataque cobarde del ejército británico. Siempre polémica, "Sunday Bloody Sunday" es el mejor inicio que un disco de U2 pudiera tener.

"Seconds", el segundo track del álbum, es la presentación vocal de The Edge en la carrera musical de U2. Sigue estando repleta de mensajes políticos, aunque más tranquila que la canción anterior, "Seconds" nos advierte de la posibilidad de que surja un caos a nivel global y de la proliferación de bombas atómicas.

Muchos creen que "New Year’s Day" habla de la relación amorosa entre Bono y Alison Stewart, pero fue precisamente en 1982, que Lech Walesa se encontraba preso por los movimientos sociales y laborales que había logrado en Polonia, y esto fue la principal inspiración de Bono para componer esta canción. Además, la narrativa describe un hipotético encuentro entre Walesa y su esposa Danuta Golos.

"Like a Song...", otra canción de protesta, que de manera lamentable ha sido ejecutada una sola vez en vivo.  Un comienzo igualmente potente, rítmico, que confirma que War es un disco altamente influenciado por el punk.

En "Drowning Man"Bono canta con sentimiento vivo, acompañado de una instrumentalización casi atmosférica que incluye un violín eléctrico. La canción perfecta para dedicar al amor de tu vida. "The Refugee" es un intento de contrastar la experiencia de los inmigrantes irlandeses-estadounidenses con los afroamericanos. Bill Whelan es reconocido como el productor, pero Steve Lillywhite –quien produjo sus primeros dos álbumes– también trabajó en él. Whelan continuaría produciendo Riverdance. U2 nunca tocó esta canción en vivo.

Para "Two Hearts Beat as One", Bono se sintió inspirado durante su luna de miel y escribió sobre dos personas que se unen. Caso contrario es la canción "Red Light", que habla de las zonas de tolerancia en Ámsterdam y su fuerte contraste con la conservadora Irlanda. En esta canción participa el coro femenino The Coconuts –que también colabora en "Surrender", la penúltima canción del disco– y el trompetista Kenny Fradley.

Y para finalizar la canción más espiritual del disco o inclusive de toda la historia de U2: "40". Inspirada en el Salmo del mismo número, la banda necesitaba urgentemente finalizar la grabación del álbum, y Bono abrió una Biblia, comenzó a leer el salmo y finalmente lo musicalizaron. La canción invoca la frase "How Long to Sing This Song" de "Sunday Bloody Sunday".

Sigo conservando ese disco –ya desgastado, inclusive transparente–, y obviamente lo he sustituido por ediciones más recientes para su uso cotidiano que es realmente excesivo. Aunque War explora algunos de los sonidos vidriosos que The Edge perfeccionó más tarde, estaban cerca de su madurez musical. War llevó a U2 al estrellato, War catapultó a U2 dentro de mi corazón.

 

Créditos:

Bono: voz principal, guitarra adicional.
The Edge: guitarra, piano, lap steel, coros, voz en “Seconds”, bajo y guitarra en “40”.
Adam Clayton: bajo excepto en “40”.
Larry Mullen, Jr.: batería.
Kenny Fradley: trompeta en “Red Light”.
Steve Wickham: violín eléctrico en “Sunday Bloody Sunday” y “Drowning Man”.
The Coconuts (Cheryl Poirier, Adriana Kaegi, Taryn Hagey, Jessica Felton): coros en “Like A Song…”, “Red Light” y “Surrender”.

No es una revista, es un movimiento.