Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

193953
The War On Drugs — I Don't Live Here Anymore

9

The War On Drugs
I Don't Live Here Anymore

Atlantic Records / 2021

Artista(s)

The War On Drugs

Con el invierno, llega la reflexión; damos vuelta a la nostalgia y nos identificamos con lo desconocido para encontrar nuestro destino.

I Don’t Live Here Anymore es el quinto álbum de estudio de The War On Drugs. Desde el momento en que nos encontramos con este nos sumergimos con una gran interrogante. La portada es de colores claros y nítidos que contrastan con lo oscuro de su anterior trabajo A Deeper Understanding. ¿Qué podemos esperar de Adam Granduciel y compañía?

El álbum no se aleja de lo que hemos escuchado en años pasado, sino que lo perfecciona y lo hace evidente. Las melodías, limpias e ilustres, iluminan el camino entre una neblina en pleno invierno. La lírica podría parecer el típico cliché al imaginarnos versos románticos o nostálgicos en el que retumban palabras como “dream”, “babe”, “love”, “freedom” y “darkness”. Al final, es una bola de nieve que al ser lanzada se desintegra en millones de copos en busca de su propio destino entre sueños y memorias.

La pieza que abre es “Living Proof”, con una arreglo de cuerdas y un piano rígido. En el fondo, escuchamos el ambiente que nos remonta a la época de lo análogo hasta toparnos con un bombo profundo. “Harmonia’s Dream” es pop apasionante para las almas viajeras en tiempo y espacio; con los sintetizadores nos movemos como ráfagas llenos de sueños e inestabilidad a la incertidumbre. 

En “Change” la percusión de Charlie Hall toma liderazgo marcando el paso mientras emprendemos nuestro camino. En ocasiones nos encontramos con una voz rasposa  y cansada: “maybe I was born too late / maybe I was born in the wrong way / maybe born on the wrong day”. Nunca permanecemos constantes, siempre cambiamos tratando de encontrarnos a nosotros mismos y nuestras partes perdidas en otras épocas. 

“I Don’t Wanna Wait” se arriesga al añadir un tinte electrónico creando un espacio etéreo con una voz disuelta. Con una guitarra distorsionada iniciamos el conteo para despegar y regresar a la Tierra. “Victim” es una segunda parte, que nos envuelve en una nube de misterio mientras espera a explotar. Los instrumentos son vagos, la armónica característica de la banda hace una breve aparición y nos da un vuelco en el corazón, pero la voz se quiebra mientras suelta las palabras “when you feel alone, can you really feel alive?”.

El tema que le da nombre al álbum “I Don’t Live Here Anymore” es un himno que se consolidará con el tiempo. La batería con vibras ochenteras y coros góspel podrán ser coreados muy pronto en un estadio con miles de personas. Cabe recalcar que Granduciel trabajó con The Killers en el 2020 para la producción del álbum Imploding The Mirage, por lo que el parecido es mera coincidencia. 

“Old Skin” nos remonta a los temas folk con los que conocimos a The War On Drugs. La voz otorga paz y la pandereta esperanza hacia un nuevo comienzo. Un tema que espera ser cantado en frente de un chimenea. “Rings Around My Father’s Eyes” continua con la serenidad, haciendo referencia a las marcas físicas que el tiempo otorga al cuerpo. Finalmente, “Ocassional Rain” es la pieza de la buenaventura, “now I'm a stranger and I don't know why” el cambio llegó; inesperado o no siempre será bueno. 

Un álbum perfectamente balanceado, que nos invita a reflexionar sobre nuestro pasado. I Don't Live Here Anymore será una incógnita que tomará un significado real conforme el escucha se permita analizar e interpretar las poéticas letras. Tal vez huimos, tal vez salimos exitosos y solo miramos con orgullo. Vive el álbum tú mismo, ponte cómodo y disfruta con una buena bebida caliente. 

 

 

No es una revista, es un movimiento.