Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

80065
The Dear Hunter - Act IV: Rebirth In Reprise

8

The Dear Hunter - Act IV: Rebirth In Reprise
The Dear Hunter - Act IV: Rebirth In Reprise

Equal Vision Records / 2015

Artista(s)

The Dear Hunter

The Dear Hunter regala experimentación con grandes resultados y rock progresivo de calidad con Act IV: Rebirth In Reprise.

Esta bandota –sí, así tal cual- originaria de Providence, Rhode Island, presenta su sexto álbum de estudio y una vez más deja claro el talento de cada uno de sus integrantes, quienes le han dado rienda suelta a su creatividad para crear un trabajo sumamente interesante de principio a fin.

La experimentación sonora de The Dear Hunter comienza con las primeras notas de "Rebirth", el volumen va subiendo poco a poco y de repente, la tranquilidad es interrumpida por una fiesta circense; este primer track, resume de cierta forma toda la esencia del disco.

El final de la primera canción se enlaza inmediatamente con "The Old Haunt" como si se tratara de una sola, en lo que es una gran combinación que logra explotar para conseguir un momento lleno de energía que hace que quieras escuchar más.

Tal y como sucede con los dos primeros temas, los siguientes se unen uno tras otro sin darnos un descanso y se presenta la sensación de estar escuchando una sola pieza que consta de diferentes capítulos, todos unidos por una mezcla de ritmos provenientes de instrumentos que van de los violines y el piano a las guitarras eléctricas, teclados, percusiones e incluso algún acordeón.

Cierto dramatismo se hace presente en “Is There Anybody Here?”, mientras que el sonido se vuelve más alegre en “The Squeaky Wheel”, que resulta un buen ejemplo de cómo se puede hacer rock pop de calidad que no es necesariamente lo que la mayoría de las estaciones de radio programan de dicho género.

El álbum sigue avanzando y "King of Swords (Reversed)" llega con un toque de funk y todavía más pop, invitando a bailar, pero sin perder esa línea sonora que es marcada desde un principio y en la que sostienen todos los tracks.

Act IV: Rebirth In Reprise llega a su final con algo de intensidad y locura sonora en "Wait", para darle paso a “Ouroboros”, que marca el cierre de un viaje que nos lleva de arriba abajo como si se tratara de una montaña rusa llena de diversas notas musicales.

The Dear Hunter entrega uno de sus mejores discos, con el cual seguramente le volará la cabeza a varios de sus fans.

No es una revista, es un movimiento.