119066
Prophets of Rage — Prophets of Rage

8

Prophets of Rage
Prophets of Rage

Fantasy / Caroline / 2017

Artista(s)

Prophets of Rage

Poder en la música y fuerza en las letras.

En un 2017 caótico, lleno de eventos tormentosos para el alma, catástrofes naturales, económicas y políticas en todas partes del mundo, donde la sociedad al estar en medio de todo solo recibe golpes a cada lado que voltea. Es en estos tiempos en que una nueva armada de músicos enfadados llamada Prophets of Rage decide lanzar un disco lleno de poder en su musicalidad y fuerza en las letras para incitar a la rabia organizada contra las incompetentes figuras de poder.

Prophets of Rage, como muchos de ustedes sabrán, está conformada por Tom Morello, Tim Commerford, Brad Wilk –ósea los músicos de Rage Against the Machine– junto a las voces de Chuck D y B-Real, MCs de Public Enemy y Cypress Hill, respectivamente. Y como arma secreta, el poderoso DJ Lord, quien ha estado detrás de las tornamesas de Public Enemy de principio a fin.

Una vez explicado todo esto, vámonos de corrido a ver de qué se trata el álbum debut de este comando elite.

“Radical Eyes” empieza la revolución, desde el primer instante la rabia comienza a invadir nuestros oídos con unos fuertes y precisos golpes de batería simulando disparos de un arma de alto calibre hasta limpiar el cartucho.

Al terminar la canción empezamos a saber de qué va todo esto, lo que encontramos aquí es realmente la continuación de lo que estos músicos comenzaron hace 26 años y dejaron al olvido durante bastante tiempo, el trabajo de RATM. Tan real es esto que hasta tuvieron que pedirle su bendición a Zack de la Rocha, a lo que él solo respondió: “háganlo”.

En “Unfuck The World”, la gente del mundo debe unificarse, vibrar a un solo ritmo y para eso hay que mover el trasero del asiento, levantarse y empezar la guerra contra los que están matando nuestros sueños lejos de la pantalla de nuestra computadora, televisión o teléfono inteligente. Los tiempos están cambiando, las malas vibras ya no deben tener cabida en este mundo.

Entonces nos damos cuenta que las voces de B-Real y Chuck D funcionan muy bien, una es la aguda con buena onda y la otra es la agresiva con muchos bajos, que juntas dirigen muy bien el mensaje hacia tu cerebro. Y claro, tienen ya algunos años de experiencia levantando la voz de reclamo.

Escuchamos el funk de “Take Me Higher”, la psicodelia de “Legalize Me” y el R&B de “Living in the 110”, donde logramos notar la economía de solos de guitarra, bastante reservados y muy ingeniosos, pero cuando estallan hacen unos juegos muy interesantes de notas con efectos de sonido que logran ser muy impresionantes a decir verdad.

Pero es en “Who Owns Who”, donde encontramos algo diferente en los riffs de Morello, suenan muy distinto a todo lo que hemos escuchado del guitarrista, bastante ingeniosos, bastante inteligentes, pegajosos, lo hace muy bien y al final es la prueba de que hacer la diferencia puede estar muy buen si lo intentamos.

No es una revista, es un movimiento.