90443
MMOTHS – Luneworks

8

MMOTHS – Luneworks
MMOTHS – Luneworks

Because Music / 2019

Artista(s)

MMOTHS

12/Abr/2016

Las miradas de la electrónica y el ambient voltean a ver a MMOTHS.

Unos buenos audífonos, la tranquilidad de un lugar y de la noche es todo lo que necesitas para empezar a escuchar Luneworks, primera producción discográfica del irlandés Jack Colleran, aka MMOTHS, quien se inspiró en el trabajo de Kevin Shields, fundador de My Bloody Valentine.

Algunos dirían que este material está algo “viajadón”, y sí, es onírico y emocional. Cada canción te transporta a una atmósfera nostálgica, quizá sea producto del estado en el que se encontraba Colleran durante el proceso de composición y grabación, quien en más de una entrevista para diversos medios declaró que un romance ya terminado fue otra de sus inspiraciones, además de encontrarse sólo en Los Ángeles, California, durante esta etapa.

Escuchar cada melodía es ir navegando a través de una parte de la historia que en conjunto crea Luneworks. Primero, inicia con “You”,  una introducción que va de sonidos bajos a medios; continúa “Deu”, que ya viene con más fuerza instrumental y vocal; justo a la mitad llega “Eva”, el clímax de esta narración musical, en donde se nota tal potencia melódica que parece ser ese caos donde todo explota; hay un par de descansos en “Scent” y “Phase Out”, y así, llega el final en “Naoko Pt. 2”, donde todo culmina y se cierra el telón, dejando un silencio abrupto.

Las canciones están cohesionadas entre sí, el disco no pierde sintonía; sin embargo, no se escuchan igual, una se diferencia de la otra. Es difícil que en la música ambient ocurra, pero este irlandés lo logra, haciendo una buena incorporación instrumental y vocal.

MMOTHS, desde sus primeros dos EP (Diaries EP y EP1) parecía ser una joven promesa del ambient ahora, a sus casi 23 años, lo demostró con esta primera producción de 14 tracks. Aunque a momentos me suena un poco a Mogwai, creo que va adquiriendo identidad propia.

Si te gusta la electrónica, el pop, el indie y hasta el rock, seguro vas a disfrutar de un momento de paz con este disco. Apuesto a que te despertará más de una sensación: desde nostalgia, incertidumbre por saber qué sigue y hasta reflexión.

No es una revista, es un movimiento.