154202
Jay Som —  Anak Ko

8

Jay Som
Anak Ko

Polyvinyl Record / 2019

Artista(s)

Jay Som

23/Ago/2019

Jay Som: La evolución del bedroom pop.

Melina Mae Duterte comienza su carrera musical en Bandcamp al publicar nueve grabaciones durante finales del 2015 sin ningún nombre con el cual pudieran asociarla. Con eso bastó para ganar la suficiente atención como para lograr ser parte del aclamado sello independiente Polivynyl, y así lanzar su primer álbum Turn Into tan solo un año después bajo el nombre de Jay Som

Si algo caracteriza a Jay Som, es el giro que le dio al bedroom pop. Es cierto que fue todo grabado en su cuarto con un estudio que ella mismo construyó, pero el sonido que logra generar a partir de esta sencilla instalación se aleja un poco de lo que es el bedroom pop convencional. En general, la mezcla entre la dulce voz de Melina, la exquisita composición y los efectos de guitarra se resumen una contagiosa y agradable experiencia que se ha mantenido a lo largo de su carrera. Inclusive hasta su reciente lanzamiento Anak Ko aunque al final esta pieza difiere en algunas cosas y en su mayoría para bien.

Melina siempre ha sido la mente maestra detrás de este gran proyecto al componer, grabar y producir ella misma todo el material que ha sacado y es algo que persiste en esta nueva entrega. Pero, a diferencia de sus trabajos pasados, aquí incluye colaboraciones bastante interesantes. Entre ellas Vagabon y Annie Truscott de Chastity Belt. Ambas fuertes exponentes femeninos del rock alternativo en la actualidad. 

En general, las influencias van desde el indie rock, shoegaze, dream pop y hasta un poco de electrónica. La producción y mezcla han alcanzado niveles que se podrían sentir más profesionales, pero la calidez que ha transmitido desde siempre se mantiene.

Otro atributo que resalta durante el álbum fue la calidad de los arreglos. Se sienten mucho más innovadores y experimentales. En específico, un tema en el cual resalta de manera más pronunciada esta cualidad es en "Anak Ko", que absorbe y genera una experiencia inmersiva.

Por otro lado, "Nighttime Drive" se lleva la ovación con el título más acertado. Definitivamente es una pieza para ir escuchando durante un viaje nocturno en carretera. Entre la guitarra acústica, la suave voz, las líricas llenas de nostalgia y los arreglos que crean una atmósfera melancólica que va a la perfección con un escenario como el que describe el título. 

"Superbike" es otro de los cortes que más me gustaron por la nostalgia que genera ante el rock noventero. Algunos actos como Cocteau Twins y The Cranberries me vienen a la mente y es una sensación bastante agradable.

Finalmente, "Devotion" es otro tema que destaca a mi parecer. La energía synth pop de los 80 que genera es muy envolvente y encantadora además de que siento que es uno de los temas que representan un progreso en el sonido de Jay Som. Pero es algo bastante personal, ya que en general podría decir lo mismo del álbum completo.

No es una revista, es un movimiento.