181674
Jaialai — As Sweet as I Was

10

Jaialai
As Sweet as I Was

Super Music Group / 2021

Artista(s)

Jaialai

18/Mar/2021

Una pizca de shoegaze, tónicos de psicodelia y una sublime crítica a nuestro presente, esto es: As Sweet as I Was

Un paso a la vez. No hay necesidad de correr cuando lo importante es el camino: explorar el enigmático transcurso de la vida. Sin embargo, no cabe la menor duda de que a lo largo de nuestra existencia hemos sentido ese impulso hacia la huida de lo que somos y de donde estamos. Aunque por más que luchemos por no experimentarlo, el sentimiento siempre queda a la expectativa.

Te preguntarás, "¿Qué tiene que ver lo anterior con Jaialai?", pues bien, la banda originaria de Miami, Florida arranca su tercer EP con “For Today”, una canción que nos recuerda precisamente lo que es sentir ansiedad todos los días al escuchar ese cúmulo de voces difusas en tu cabeza cargadas de angustia.

La pista es agradable en muchos sentidos. El tema que aborda quizá resulte triste o de cierta manera nostálgico, pero “JoviAdames (voz/guitarra), Richard Boullon (percusión), Mario Lemus (bajo) y Oscar Sardiñas (voz/guitarra) nos recuerdan que siempre existe la posibilidad de que a través de un melancólico riff  o bocanadas de shoegaze, la realidad pueda transformarse en un eco tranquilizador que pronuncia suavemente: “todo estará bien si hacemos las paces con nosotros mismos”. 

Titulado As Sweet as I Was, el más reciente material discográfico de Jaialai sale a través del sello Super Music Group y está conformado por cinco canciones. Ninguna de ellas pasa desapercibida. De acuerdo con el cuarteto, el EP trata principalmente sobre la pérdida de la inocencia y los desafíos que esto conlleva. Asimismo, el grupo ha mencionado que su disco aborda  la importancia de aprender del pasado y ser conscientes del presente que habitamos.

Y justo “Backseat Driver”, el segundo track, es un buen ejemplo de la intención ya mencionada. La pista inicia con una sutil guitarra acústica que nos ubica en un viaje de regreso de 1984. Poco a poco, el ambiente surfero-veraniego catapulta a la canción a un estado de reflexión en el que versos como “There's nothing I can say or do” funcionan como un eco de aceptación sobre las decisiones tomadas, aunque con ciertos esbozos de confusión sobre lo elegido.

Por otra parte, “Casablanca” rompe con el ritmo de las dos pistas anteriores. Es mucho más bailable y con un aura súper pop. La canción habla sobre el no arrepentimiento de una forma coqueta y para quienes disfrutan de los coros melosos, esta melodía seguro se convertirá en una de sus favoritas. Además, los versos “You said you told yourself / You’re not the only one / Who’s got the podium and who got droned?” así como el solo de guitarra que lo antecede te hará mover ya sea la cabeza o los pies.

Jaialai _2021

En “Vesuvius”, la primera impresión resulta ser definitivamente lo opuesto a lo que propone “Casablanca”. El track está compuesto por líneas de guitarras hipnotizantes y estridentes que se conjugan muy bien con letras como "Siempre pensando en el futuro. Sobre nuestra necesidad de comenzar una nueva vida". Además, la actitud de la interpretación vocal establece una postura que resulta ser contundente en cuanto a los escenarios sociales desalentadores actuales, y al mismo tiempo, logra capturar la valentía así como la  determinación de manifestarse al respecto.  

En su momento, Jaialai señaló que la pista fue escrita el día que iniciaron las protestas por el caso de George Floyd en Estados Unidos. La explosión, la furia y el descontento por lo acontecido queda plasmado en la letra, pero también esa crítica hacia la doble moral del comportamiento humano ante situaciones de injusticia que son aprovechadas en beneficio de otros. Por otra parte, el videoclip oficial es una animación loquísima que retoma a la sátira como batuta para abordar esas posturas contradictorias.

“Todos están abriéndose camino

A través de la inundación

Financiando la conmoción…”

“En el momento en que escuché la canción junto con la letra, me transporté a este lugar que todos sabemos que existe pero que solemos ignorar. Un lugar de desigualdad, mercado negro, mega corporaciones y gobiernos corroídos hasta las tripas, guerras sin sentido y explotación, donde hay medios de comunicación tabloides y que moldean la histeria colectiva a su antojo. 

Es un lugar que te atrapa de una manera más allá de lo físico, te transporta a un lugar distante donde estos problemas parecen desaparecer al final de la canción y ayudan al oyente a alcanzar la paz interior en medio del caos", explicó Manuel Fermont, director del visual para "Vesuvius". 

As Sweet as I Was culmina con “Victor’s Belt”, una canción que retoma ritmos afrocaribeños que invitan a bailar y dejarse llevar. El sencillo ya estaba incluido en su EP Culebra (2020) y sirve como puente entre ambos trabajos. A fin de cuentas, este nuevo disco no estaba planeado, sino que surgió a raíz del encierro por la pandemia como una alternativa para “mantenerse a flote” de entre tantos catastróficos tsunamis sociales. 

Cabe destacar que, en esta ocasión la banda se aventuró a experimentar con instrumentos como el xilófono y mellotrón, los cuales me permiten intuir, le dieron ese toque dulce y menos misterioso que los sencillos lanzados desde 2017.

Jaialai está construyendo su sonido, estilo e identidad de una forma creativa, talentosa y llena de honestidad. Una de las cosas más destacables del proyecto (y del álbum en general) es que puedes estar inmerso en un trance con ayuda de los bajos iridiscentes y al mismo tiempo querer bailar al ritmo de las baterías. Incluso podría considerarse un disco del tipo road trip, solo que sin saber realmente cuál es el destino del viaje.

¿Qué encontrarás en el camino? Quien sabe... solo déjate sorprender y disfrútalo.   

No es una revista, es un movimiento.