170705
Fontaines D.C. —  A Hero's Death

9

Fontaines D.C.
A Hero's Death

Partisan Records / 2020

Artista(s)

Fontaines D.C.

Honestidad y aceptación en un etéreo grito ahogado

Aunque para muchos resulte apresurado, Fontaines D.C. lanzó A Hero’s Death. Un segundo álbum difícil, inesperado y al mismo tiempo sorprendente, que no abandona las energías post punk con las que la banda se formó. Cuando las canciones comienzan a desfilar, todo cobra sentido para comprender la autodestrucción de un supuesto héroe.

A la banda de Dublín le importa poco ser aprobados, por lo que no repite la hazaña lograda con Dogrel. Al contrario, descubren una nueva faceta que surge de las noches tocando en diferentes recintos, los reflectores en sus rostros, de un país a otro. El tejido de emociones condujo al sentimiento de ser consumido, el cual está plasmado aquí.

La madurez en "I Don’t Belong" no es victoria, es una marcha casi fúnebre a la perspectiva que nosotros hicimos de una pequeña banda. La melancolía es fuerte en la suntuosa poética que caracteriza a Fontaines D.C. Así la desolada voz de Chatten puede ser pieza fundamental en temas como "You Said", "Oh Such a Spring", y "Sunny". Las guitarras distorsionadas de O’Connell y Curley, aunque momentáneas, aparecen en temas fuertes y potentes como "Love Is The Main Thing", "Televised Mind", y "I Was Not Born". Al mismo tiempo pueden ser sutiles y brillosas remontando a la vibra shoegaze con "A Lucid Dream".

La batería de Coll es la protagonista en la mayoría de los temas; no aturde, pero tiene su espacio para marcar el paso, ser eufórica y enajenada en "A Hero’s Death" y "Living in America". En otras ocasiones apenas percatamos su presencia, pero no por ello deja de ser importante para llevar el ritmo. El bajo de Deegan difícilmente se puede apreciar ya que acompaña a la batería hasta conciliarse, pero cuando llega su momento es una sensación inolvidable.

Finalmente, con "No" demuestran que no hay nada perdido, es cuestión de crecer y preguntarnos quiénes somos y en dónde nos encontramos. Las coincidencias no existen y por ello encontremos al dios Celta Cúchulainn en la portada.

La mejor la mejor versión y propuesta de la banda está en este material tal cual como lo dicen en la canción "A Hero’s Death". La fama desenfrenada en Dogrel los llevó a conocerse y lanzar un álbum sincero. Tal vez este álbum es relevante, en este momento; este año, pero en un futuro dejará de serlo... o no.

No es una revista, es un movimiento.