Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

154044
Devendra Banhart — Ma

10

Devendra Banhart
Ma

Nonesuch / 2019

Artista(s)

Devendra Banhart

Ma, el equilibrio perfecto entre nostalgia y alegría.

Cuesta un poco de trabajo describir una voz tan especial como la de Devendra Banhart. Su música es un juego de sutiles melodías y voces aterciopeladas que nos llevan por un camino de ritmos claroscuros. Y después de tres años desde Ape in Pink Marble por fin podemos escuchar un nuevo material discográfico del artista venezolano-estadounidense. 

Ma es el décimo álbum de estudio de Banhart y fue publicado vía Nonesuch. Conceptualmente, este disco es el equilibrio perfecto entre la nostalgia y la alegría que corren hacia una misma dirección: la maternidad. A lo largo de 13 canciones, el músico nos presenta una obra que se despliega ante nuestros oídos para evocar distintas situaciones y sentimientos provenientes del amor materno. 

La primera pieza de este álbum es “Is This Nice?”. Una pregunta que despierta un sentimiento de nostalgia al compás de una lenta melodía, y donde cada instrumento se encuentra en un lugar correcto. En esta canción, el artista nos permite ser testigos de un diálogo consigo mismo donde, a un ritmo constante, le abre la puerta a lo que estamos por escuchar.

“Kantori Ongaku” es la siguiente en la lista. Los primeros acordes encienden la memoria y nos permiten acomodarnos en un ambiente de música country —traducción al español del título del sencillo—. Donde se nos invita a reflexionar en el alcance que tiene una sonrisa.

A este sencillo le sigue “Ami” y “Memorial”. Canciones lentas y suaves pero con una notable diferencia. Mientras que la primera nos permite disfrutar de un saxofón que envuelve a toda la melodía, la segunda nos inserta en un juego entre instrumentos de cuerda. Y específicamente en esta pieza, se puede apreciar a la perfección la fusión que se crea entre melodía y letra. Lo cual, además de enriquecer a la canción, nos contagia de la nostalgia que cada elemento carga en su regazo. 

Con pasos lentos y sutiles, “Carolina” se acerca. Devendra nos presenta una especie de bolero con toques actuales. Musicalmente, cada instrumento ocupa de manera particular su tiempo y lugar. El conjunto de elementos vuelven esta pieza en una obra armónica. Y en suma con los fragmentos en portugués, la canción nos lleva de la mano a lo largo de los escasos dos minutos y treinta dos segundos que dura. 

Una combinación entre fuertes bajos y lentas guitarras marcan un nuevo inicio. Poco a poco nos llevan al estridente coro que nos repite “Now All Gone”. El juego entre sintetizadores, percusiones e instrumentos de cuerdas nos sumergen en aguas con tintes surreales. Para después darle paso a una pieza que enciende algunas mechas de soul y nos permite disfrutar de los vocales que se apoderan de esta canción, “Love Song”.

Como un cuento oscuro, “Abre las manos” se hace presente. Su ritmo disfraza lo que la letra intenta contarnos. Un relato, sin más, de una realidad. 

Con un bajo monótono, llega “Taking a Page”. Al paso de los primeros compases, la melodía nos deja ver un lado más colorido y la armonía entre las subidas y bajadas, nos dejan en un estado de tranquilidad. En contraste “October 12” nos regresa a la sutileza de una guitarra acústica para envolvernos en un ambiente nostálgico donde nos susurra al oído. “Ya no recuerdo más y tampoco puedo olvidar, en mi centro quedarás”.

“My Boyfriend’s in the Band” rompe con la tristeza y nos presenta una melodía más animada. Una combinación de versos en español y en inglés, además de agradables trompetas y guitarras, nos invitan a seguir el movimiento de lado a lado que lleva cada compás. Por su parte, “The Lost Coast” comienza a marcar los últimos compases de este gran disco. Los enormes vacíos que resultan del uso de los sintetizadores y las voces en distintos planos, nos dejan flotando en una onda sujeta a la voz de Banhart. Para así dar pie a las cuerdas que abren “Will I See You Tonight?”. Donde todo se conjunta, desde la melancolía y la alegría, hasta las guitarras y las voces aterciopeladas. El broche de oro que Ma necesitaba.

En 13 piezas, Devendra Banhart nos llevó por un camino de curvas cerradas y tramos rectos. Los contrastes se hicieron presentes, pero también la cohesión. El juego entre los elementos —voz y melodía— deja al descubierto el talento del artista; y como espectadores, nos invita a la escucha detenida para lograr una mejor apreciación.

Reafirmo, Ma es el equilibrio perfecto entre la nostalgia y la alegría. Y será toda una experiencia escuchar este material en vivo. Así que no dejen pasar la oportunidad y compren su boleto para la presentación de Devendra Banhart en el El Plaza Condesa. El evento será el próximo 25 de noviembre, y para hacer menos larga la espera. Aquí pueden escuchar este nuevo material.

 

No es una revista, es un movimiento.