85729
Cage the Elephant - Tell Me I'm Pretty

9

Cage the Elephant - Tell Me I'm Pretty
Cage the Elephant - Tell Me I'm Pretty

RCA Records / 2015

Artista(s)

Cage the Elephant

Un álbum que se siente como invierno, pero que sabe a 2016. Así suena lo nuevo de Cage the Elephant.

La búsqueda de Matt Shultz, frontman y vocalista de Cage the Elephant por encontrar un sonido placentero, clásico pero irreverente, no podía provenir de otra parte que no fuera la mente de Dan Auerbach, quien fue elegido para dar resultados sublimes en la producción del cuarto álbum de estudio de la banda de Kentucky, grabado en los estudios Easy Eye Sound en Nashville, Tennessee.

Para rebobinar el nuevo carrete, “Cry Baby” crea revoluciones y guitarrazos psych que nos dan el impacto Auerbach, siempre elegante y minucioso, con escaleras de un bajo bien dominado por Daniel Tichenor y tonos vocales distintos a los de Melophobia (2013). Con “Mess Around” es indiscutible no sentir la fuerte influencia de The Black Keys.

“Sweetie Little Jean” habla justamente de extrañar a alguien y resulta uno de los mejores tracks de Tell Me I’m Pretty, un álbum que llegó derrapando el 18 de diciembre como regalo navideño. Recordemos que los últimos serán los primeros aunque no precisamente de las listas de mejores del 2015, por aquello de que la mayoría está de vacaciones.

Un álbum que se siente como invierno melancólico en “Trouble” con esos coros que se hacen vicio sin fin, “How Are You True” que arrebata el aliento por tratarse de una trampa sentimental y fría, pero sin duda un disco que también sabe a 2016 con el buen sazón de “Cold Cold Cold”, un poco más alegre.

“Too Late To Say Goodbye” tiene total inspiración soul, de esa de la que se nutre Dan Auerbach en todas sus producciones y de la que ya es todo un master. El juego que hace la voz de Shultz crea atmósferas que no creíamos escuchar en él y que demuestra buen potencial; la guitarra de Brad Shultz es poseída por el espíritu de los 60’s con excelente trabajo en el pedal.

Ahora que,“That’s Right” nos dota nuevamente de esas influencias brillantes, con guitarras que lloran de felicidad y una batería lujuriosa que no se detiene bajo el desempeño de Jared Champion. En “Punchin’ Bag” encontramos una lírica que habla de una mujer peleando por el abuso doméstico, mientras que “Portuguese Knife Fight” tiene una vibra garaje en un alto porcentaje, además de una frase encantadora: “I wanna waste my life with you.”

¿Necesita una banda un prodigioso productor para sobresalir? La historia se sigue escribiendo y, en definitiva, aunque no muchos lo tomen a consideración, Cage the Elephant ha hecho un inmejorable trabajo en compañía de Dan Auerbach. Buena mancuerna y un poderoso sonido para culminar el 2015 y tener bien presente en 2016.

No es una revista, es un movimiento.