101511
Ases Falsos – El Hombre Puede

8

Ases Falsos – El Hombre Puede
Ases Falsos – El Hombre Puede

Quemasucabeza / 2016

Artista(s)

Ases Falsos

Lejos de ser su mejor álbum, Ases Falsos aprobó misión con su tercer disco.

Lleno de energía y honestidad como la mostrada en el casi perfecto Juventud Americana, aderezado de las melodías pop de que dieron forma a Conducción. Ases Falsos presenta el cierre de su primera trilogía discográfica con El Hombre Puede. Un álbum de transición, corto y que cumple con las expectativas esperadas.

En tan solo 10 canciones que se traducen a casi 38 minutos de duración, los cuales se diluyen de manera rápida; el quinteto originario de Santiago de Chile entregó un disco que poco a poco va  agarrando forma después de la tercera o cuarta escucha, ya que a diferencia de sus antecesores, este es un material con menos hits, pero que cuenta con temas que resultan bastante interesantes.

Musicalmente es un disco en el que predominan las guitarras influenciadas en la década de los noventa; desde el comienzo con el coqueteo punk de “Chakras” da el avistamiento a que se tratará de un álbum más feroz, que se repite en el primer sencillo del álbum “Gehena”. Aunque para la segunda parte, la furia baja un poco y da paso a escuchar melodías llenas de la bella unión entre el pop y el rock como “Subyagado” y “Creo Que No”, y otras enigmáticas envolventes y soñadoras como  “Mucho Más Mío”.

Cristóbal Briceño de nueva cuenta muestra su talento como letrista, aunque tal vez es nuestro país no han tenido tanto ruido las palabras de Briceño como lo han sido en Chile, sobre todo sus comentarios acerca del feminismo y la política, en El Hombre Puede,  resaltan temas políticos como en la alegre y pintoresca “Sal de Ahí” y “Mas Se Fortalece”, la cual por cierto tiene un comienzo bastante similar en su riff a “Love Is a Game” de The Magic Numbers.

Lejos de ser un disco centrado en el amor y sus derivados, “Fría”, una de las mejores canciones y que más resaltan por su cadencia, es todo un homenaje a una simple y refrescante cerveza, mismo caso en “Trato Hecho” que cierra el disco con frases como: Gracias droga por tratarme tan bien y la psicodelia de los sesenta a todo su esplendor.

Al nivel de los anteriores producciones de Ases Falsos, sí. Es su mejor trabajo, no. Pero El Hombre Puede es un disco acertado y redondo, que probablemente no llegará al éxito masivo, pero que demuestra una vez más que la agrupación comandada por Briceño tiene todo para convertirse en un estandarte de la Juventud Americana.

Visita el Facebook de Ases Falsos para seguir todas sus noticias.

No es una revista, es un movimiento.