Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

68275
Michael Angelakos, Passion Pit y demonios

Michael Angelakos, Passion Pit y demonios

Michael Angelakos había luchado con problemas sentimentales, cambios de ánimo y dudas existenciales, todo esto sentó camino para Gossamer, LP recibido de manera grata por la crítica y aún más por el público. Precedido por el álbum debut Manners, trabajo que también incluía canciones acerca de estados profundos de sensibilidad. Para el frontman de Passion Pit esto quedó atrás. A principios de año comenzaron a salir pistas del nuevo álbum, Kindred, producción que apunta a la madurez.

angelakos

Es cierto, para muchos la formula del grupo de Cambridge, Massachusetts era esa: temas con sonido animoso y trasfondo depresivo. Combinación perfecta. El proceso creativo y promocional que esto significó para Michael, creador del grupo que desde un primer momento se encargó de él, detonó en un infierno que lo involucró más allá de lo musical.

“Solo quería hacer un disco muy conciso y limpio que lo escuches y digas: ‘es genial’, en lugar de pasar por el maldito infierno de Gossamer, que era parte del punto, debías soportarlo conmigo, era literalmente lo que quería hacer, con Kindred solo quise hacer un álbum sólido. Es bueno hablar de un disco por su sonido y la calidad de éste, en lugar de las historias que hay detrás, esa era la meta”, expresó Angelakos.

Passion Pit se deshizo de la indumentaria, dejó atrás el coro infantil y las letras de confrontaciones sentimentales para regresar al punto cero. Michael comparó el sonido y la sensación del LP con su primer EP, Chunk Of Change.

“Estas canciones no necesitaban mas que de mi poniéndome enfrente de todo. Ese era, de cierta manera, el punto. Es diferente a ‘¡aquí está Gossamer, con la aparición de Erato!’ o ‘¡Esto es Manners, con el coro de niños!’, aquellos puntos sobre los que les encanta platicar a la prensa. Y para este álbum es simplemente Kindred, donde yo canto, y eso no había sucedido desde Chunk of Change. Esta era la idea detrás Passion Pit”, platicó.

Kindred se anunció a principios del 2015 con el sencillo  “Lifted Up (1985)”, al single lo acompañó un video vía stream que contenía una imagen en movimiento de un niño observando la cámara y una cena familiar detrás. Más tarde se estrenó “Where The Sky Hangs” utilizando el mismo método, ahora con el niño siendo acompañado por una chica de su edad, mientras observan el cielo tirados en el césped.

Semanas después se estrenó el video del sencillo inspirado en el año de nacimiento de la esposa de Michael, 1985, dirigido por Phil Andelman.

“Necesitábamos una alternancia visual de los streaming videos, aquellos eran básicamente para que la gente se sintiera incomoda mientras escuchaban la canción. Pensé que sería gracioso ponerme en situaciones donde generalmente estoy muy incomodo, y realmente lo estoy haciendo, no es actuado. Fue bastante espantoso (risas). La idea era hacer un video no tan serio, porque para este punto creo que la gente piensa de Passion Pit como una banda que habla de temas fuertes. Creo que tienes que balancear lo ligero con lo pesado, para que la pesadez tenga algo de impacto”, comentó Angelakos.

El 21 de abril se estrenará el larga duración mejor producido por Passion Pit, tal y como lo describe Michael. Después de instancias difíciles en su vida y en su carrera, Angelakos habla de maduración en su nuevo álbum, abarcando temas inéditos en su trayectoria.

“La idea de lidiar con madurar, tomar estos problemas de vida que ni en Manners o Gossamer se me hubiera ocurrido hablar. 27, estoy casado ahora y es como ¿de qué manera mejorar estas partes de mi vida? Es sobre el acto de estar mejor, de empujar por encima de estos problemas, más allá de una enfermedad mental, simplemente de vida. Para hacerla mejor para mi y las personas que me rodean. La vida nunca es sobre tomar el camino fácil, para que las cosas sean mejor, para actuar. Es como cuando estás dejando algo de lado y finalmente lo enfrentas, se siente como algo que realmente no quieres hacer, pero una vez que le haces frente, se siente genial, y eso es de lo que Kindred trata”, concluyó Michael.

No es una revista, es un movimiento.