58187
La bestia vive y se acerca: Nekromantix

La bestia vive y se acerca: Nekromantix

Una de las bandas emblema de todo un género regresa a nuestro país. Kim Nekroman es una institución. Imitado y copiado pero nunca igualado, hablar con el fundador de Nekromantix y Horrorpops acerca del psychobilly y sobre lo lejos que ha llegado es tratar directamente con la persona responsable que haya tantos mocosos pintándose de colores los copetes o niñas jugando a la pin-up zombie.

"Lo primero que necesitas saber es que Nekromantix es una banda en vivo y grabar un álbum es cosa secundaria. Sí, seguimos estando bajo el sello Epitaph/Hellcat Records y es necesario que saquemos algo eventualmente para mantener esto fresco, pero no creo sea tanto lo que nos hemos tardado. Mi filosofía es solo escribir y grabar cuando la inspiración está realmente ahí", dijo el alguna vez operador de radio para la Armada Real Danesa.

A finales de la década pasada, Kim, también conocido como Dan Gaarde, trasladó el proyecto (y de paso a su otra banda, Horrorpops) a Los Ángeles, donde reclutó a dos integrantes nuevos, ambos latinos: Francisco Mesa, de ascendencia venezolana, en la guitarra; y Lux Drummerette, de raíces mexicanas, en la batería; alineación que nos visitó hace dos años en el Plaza Condesa y que regresará al José Cuervo Salón el 19 de noviembre, pero con el californiano Adam Guerrero como baterista.

"¡Ja! Nada en es esta vida es definitivo y Nekromantix se trata del ahora. La gente viene y se va por cambios y nuevos retos; lo único que puedo hacer es mantener viva la bestia y traer sangre nueva. No me malinterpretes, es algo único que una escena como ésta haya durado tanto, pero específicamente en las bandas europeas parece que es la misma gente sobre y debajo del escenario desde hace veinte años", explicó el músico que construyó con sus propias manos su emblemático contrabajo en forma de ataúd.

Con toda la fiereza que lo ha hecho líder de la banda más representativa y famosa del psychobilly, Nekroman ha salido de gira por todo el mundo con bandas como Rancid, The Casualties y Tiger Army, e inclusive fue parte de un Warped Tour hace algunos ayeres. De acuerdo con el bajista, él continúa haciendo música como lo ha hecho desde 1989, manteniendo a la banda simple y llena de energía, algo muy común en las bandas de punk y rockabilly.

"No veo a Nekromantix como la ‘vieja escuela’ puesto que formó parte de una llamada segunda ola de psychobilly junto a bandas como Demented Are Go y Mad Sin. Los tres nos fuimos más hacia el universo del rock y el punkabilly, contra el sonido del neo-rockabilly que en esa época estaba apareciendo. Le metimos distorsión y un sonido de guitarra más poderoso al genero", enunció Kim, cuyo primer lanzamiento data de 1989 bajo la disquera de Dead Moon, Tombstone Records.

Kim aseguró que trata de mantener la mente abierta para nuevas inspiraciones o recursos; para cualquiera de sus proyectos emplea tecnología ‘hibrida’ en el estudio, aunque procura siempre tener cerca equipo vintage de bulbos y una verdadera mezcladora de distintos canales. Aún así, todo se guarda en un disco duro y eventualmente una computadora. "Todo suena bien para mi", dijo el nacido en Copenhagen.

"¿Sabes? Defería un poquito más de originalidad cuando se trata del nuevo talento. Desafortunadamente, la tendencia es ir hacia atrás y sonar como las bandas de los 80. El psychobilly siempre se trató de empujar los límites, experimentar e ir hacia delante, no al revés", concluyó el contrabajista.

No es una revista, es un movimiento.