Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

120979
HIPNOSIS 2017: Entrevista con Cascabel

HIPNOSIS 2017: Entrevista con Cascabel

Un rayo salvador emerge entre grandes riffs y la distorsión, lleva por nombre Cascabel.

Ian Pascal es la mente detrás de Cascabel. La proyección y gestión artística se da en 2014, cuando compone 10 canciones en solitario y empieza con la búsqueda de músicos amigos para poder aterrizar el primer material de estudio de la banda: Far Out, Man!. En su rastreo se encuentra con Mixo, Desentis y Puy, quienes comparten el amor por el fuzz y los sonidos crudos, integrándose a la agrupación y concibiendo una banda que busca crear rock en el mayor estado de pureza.

“Cuando salió el disco ya estábamos nosotros como banda, de hecho antes de que saliera tocamos solo una vez en vivo… cuando se lanzó, ya éramos Cascabel”, menciona Desentis, quien también es miembro del poderoso trío psicodélico The Risin’ Sun. La composición no solo dependió de Ian, que aunque tenía las maquetas y la idea en su cabeza de cómo tenía que ser el sonido, al llegar los demás integrantes, intervinieron en arreglos y armonías. “Del primer disco hay como tres rolas que las hicimos entre todos un poco jammeando, y ahí ya se empieza a escuchar más el sonido de Cascabel. Uno de los retos más difíciles fue montar el show en vivo, pues otras bandas tocan mucho antes y después sacan un disco, nosotros fue lo contrario”, comentó Mixo.

Y aunque el frontman aclara que la composición fue libre desde el surgimiento del proyecto, los demás músicos le otorgan los créditos casi por completo del primer disco, pero recalcando la evolución creativa y musical en la transición de su segundo material de estudio próximo a estrenarse: Cobra. “No sabríamos cómo denominar nuestro sonido, es el sonido Cascabel”, afirma Desentis entre risas, tratando de homogenizar una definición de lo que se trata la joven agrupación. “Grabar el primer disco fue un fiestón, son grandes rolas de mi colega (refiriéndose a Ian), el segundo ya fue un sonido más aterrizado, un sonido de banda”.

La definición de Ian es más simple y contundente, pues pareciera que Cascabel lleva inmerso en sus venas desde hace algunos años, delimitando su creación como “puro amor y veneno”. Hablando del nombre y el por qué bautizaron así el proyecto. “Hay muchas razones, la principal es por la percusión”, afirma el frontman. Mientras que Mixo lo compara con el ruido que emerge de una serpiente de cascabel. Además de dar referencias a un son jarocho, afirman es un nombre que surgió de manera natural y sin forzar.

Las influencias podrían estar implícitas en una banda que suena distorsionada y que desde el nombre, te hace pensar en primera instancia en tintes de rock desértico, pero cada uno de sus integrantes suelen escuchar géneros diversos y en ocasiones, adversos. Con influencias que van desde la neopsicodelia de The Brian Jonestown Massacre, el misticismo de Suuns, el progresivo de Tool y el industrial de Marylin Manson, los proyectos podrían ser los usuales, pero los miembros también mencionan la fascinación por Lee Hazlewood, el increíble Pete Drake y el legendario Paul Simon.

De la nueva escena emergente en la Ciudad de México de bandas de garage, rock y psicodelia, nacieron proyectos como Viv & The Sect, Virtual Haze y The Mud Howlers, por mencionar algunos. Cascabel tiene una perspectiva esperanzadora con esta nueva ola.

“Hay más comunidad entres las bandas, siempre ha existido pero más gente le está poniendo atención a ese tipo de sonidos”, menciona Ian. Desentis lo interrumpe. “Eso es súper importante, como la vieja escuela, la generación arriba de nosotros no se apoyaba tanto, al contrario, hemos creado una pequeña comunidad que quien quiera tocar va a ser apoyado, porque si a ti te va bien, a todos nos va bien. Hacemos nuestros shows, nuestros flyers, somos bandas que queremos tocar y ser escuchados y si preguntan cómo o quién es el colectivo, se podría decir que es mucha gente y que todos estamos conectados. Todos vamos hacia el mismo sitio. No nos podemos esperar a que nos inviten a tocar a grandes festivales, las cosas no funcionan así, nosotros sabemos que podemos tocar porque queremos tocar”.

Previo a su presentación en el HIPNOSIS junto a Black Rebel Motorcycle Club, The Black Angels y Ty Segall. “Yo lo que pienso del festival, saltando lo obvio y chingón como los headliners, es que nos da gusto que nos apoyen y que no dejen pasar el talento que existe aquí”, refleja Mixo. Ian comenta que el mexicano tiene que dejar de estigmatizar. “Muchos dicen que no estamos a la par de lo que pasa alrededor del mundo, pero al final es más allá, estamos al nivel internacional, y que exista un festival como HIPNOSIS que te traiga a grandes exponentes del género es un plus, pero si te sorprende la banda mexicana que abrió un escenario y sepas que hay buen producto nacional, es ganancia. Lo que curaron el festival se dieron cuenta de ello, y están metiendo bandas que si suenan a una línea en específico”.

Cascabel es eso, una banda de amigos que quieren alzar la voz y gritar que en México existen buenas agrupaciones. Germinando un proyecto que suena a stoner, blues, garage y psicodelia, el cuarteto busca romper prejuicios sobre a que debe sonar la escena nacional. Hilando sueños y con un gran disco en camino, la potencia se abre paso. Y sí, el rock emerge crudo y puro, no todo está perdido.

Cascabel lanzará su nuevo álbum Cobra, el próximo viernes 1 de diciembre a través de Lolipop Records (Mystic Braves, Froth, The Creation Factory, Mr Elevator & The Brain Hotel, Billy Changer).

No es una revista, es un movimiento.