109932
Virtual Haze — Uninvited

9

Virtual Haze
Uninvited

Abstrakt Muzak / 2017

Artista(s)

Virtual Haze

Uninvited: El soundtrack para un viaje de terror al subconsciente.  

Virtual Haze existía en secreto. Después de tocar en varios escenarios –pequeños y medianos– de la Ciudad de México, se la siguen jugando por hacer lo que les gusta: música introspectiva. Su afán nunca ha sido narcisista; desde su formación, hace ya dos años, tuvieron bien claro que debían ir con calma para estar seguros y conformes con su producción.

Daniel Graciano, guitarrista de Has a Shadow; Efrén Barón, guitarrista de División Minúscula; Lino Linares, bajista; y, Jesús Alcántara, baterista, decidieron armarse un buen álbum debut: UninvitedEste material sale bajo el sello Abstrakt Muzak. Aquí te describo mi deleite con los ocho tracks de que se compone este disco.

Si bien la esencia que fluye por las venas de Virtual Haze es virtuosa y oscura, son notorias las influencias de atmósferas de ciencia ficción y de cine de terror. El recorrido comienza con “Endless”; pasamos de no ser convocados a ser introducidos al inframundo a través de una aventura desconocida. Contiene pasajes western del más allá; reina la distorsión, el reverb y las vocales que invocan a seres de otras dimensiones.

El intro de “Uninvited” bien puede figurar como parte del soundtrack de una escena de suspenso. La guitarra en reverb y el bajo provocan hipnosis.

“The Chase” experimenta con stoner rock. Posee buenos efectos de distorsión en la guitarra y una marcha fuerte en la batería; la lírica parece compuesta de himnos y susurros satánicos.

“Descend” es un extracto explosivo que, a pesar de su inicio con volumen bajo, tiene una base rítmica llena de cargas enérgicas y solos de guitarra bien ejecutados. Aquí finaliza a la primer parte del álbum.

“From Beyond” es otra pieza de western kill; las atmósferas psych y la lírica envolvente se acompaña de poderosos riffs.

Lo siniestro y demoníaco se hace presente en Remorse”. Tiene un intro que asemeja mucho al de un filme de terror cósmico; no pierde su ritmo inicial, sino que lo consume catalizando un bajo furioso y guitarras distorsionadas.

La experimentación en el trabajo de Virtual Haze es un factor que ayuda a que el resultado sea endémico; es decir, nada repetitivo. “D.O.G.” es un track de más de cinco minutos que narra un ritual de magia negra a través de un compás religioso. Se va transformando hasta convertirse en un trance shoegaziano.

Perfecto para cerrar Uninvited, “Blindi Soil” es una pieza que suena a victoria y seguridad. Trae cargas de psych rock tan buenas como el de A Place To Bury Strangers.

Dando pasos pequeños (pero bien plantados), Virtual Haze ha hecho bien su trabajo en este primer álbum editado de manera oficial. Vale la pena no perderle la pista a estos muchachos.

No es una revista, es un movimiento.