Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

149421
Entrevista con Y la Bamba

Entrevista con Y la Bamba

Música, feminismo y spanglish.

Luz Elena Mendoza es artista visual y la mente creativa detrás de Y la Bamba, un proyecto que reside en Portland pero que tiene raíces en México, nos regala música con sentido social, folk con tintes de otros géneros, letras poderosas y un choque cultural característico de quien se nombra chicano.

Desde pequeña Luz Elena recibió en casa la cultura mexicana pero su entorno es angloparlante, Y la Bamba visitó por primera vez nuestro país, y aprovechamos para platicar con ella lo que significa esta visita y conocer más sobre cómo entiende la música, todo esto en un fluido y gustoso spanglish.

A través de los años la cantante ha estado en varios proyectos hasta que, con el actual, pudo consolidar sus inquietudes artísticas y encontró el discurso bajo la honestidad.

“Escribo canciones en inglés y en español, yo no me había dado cuenta que todo este tiempo he estado experimentando con mi identidad, hasta que un día hice un disco que se llama Ojos del Sol para demostrarme que podría ser mi propia productora”, contó la artista.

“Fue un proceso interesante, yo no sabía qué hacía un productor, un manager un ingeniero de audio, yo trataba de expresarme, pero te pierdes en las opiniones de otras personas y te dicen cómo quieren que te veas”, agregó.

El camino no ha sido nada fácil, los obstáculos han sido muchos, así lo explica. “En casa bien mexicana, pero con una cultura muy misógina, aunque también tengo mucho amor a mi papá a mis tíos y a todos los hombres de mi familia, yo soy quien soy por todo eso, además del amor de mi mamá”.

Sin embargo, la compositora ha sabido abrazar los inconvenientes y volverlos canciones, su más reciente disco lleva por nombre Mujeres y tiene una historia muy particular, Luz Elena es una mujer pasional y honesta que ha encontrado la forma de expresarse más allá de pensar si es americana o mexicana, en qué idioma hacerlo o si será aceptada.

Mujeres tiene temas reales, lo que nos pasa a las mujeres todos los días, además es demostrarme que yo he aprendido, que yo puedo escribir mis canciones, yo puedo grabar y tocar ese line de guitarra, y no le voy a preguntar a nadie cómo. Yo no creía en mí misma, por primera vez en mis 30 digo, ‘yo soy importante, yo puedo hacerlo’ y no por ego sino por crecimiento, por mi identidad, por mi género, la gente me mira fuerte pero no sabe todo el dolor y las penas de mi sangre”, dijo con un particular fuerza en su voz.

“Cuando empecé a escribir mujeres lo estaba haciendo para mi mamá, pensaba en su vida, las cosas que le han arrebatado, ella creció en un rancho en Michoacán con 11 hermanas, ella no tiene los privilegios para protegerse, es una buena persona, de Dios, de amor, pero inocente, la celebro todos los días, este disco es una oración para ella”, aseguró.

Cuando se le preguntó sobre los feminicidios en México y sus cifras alarmantes, sobre si en realidad hay una forma de pararlos, con lágrimas en los ojos expresó.

“Me duele mucho, yo vivo en Estados Unidos y cuando miro a mi mamá, a mi abuelita a sus hermanas, yo las quiero proteger y entiendo por qué tienen miedo, están acostumbradas a no tener opiniones ni quejarse, es horrible, me mata, las heridas en este país yo las siento y quiero ayudar”.

Si bien ya ha tenido la oportunidad de estar en nuestro país en otras ocasiones, es la primera vez que Y la Bamba lo hizo para apoderarse de las tarimas en un par de shows, uno en CDMX y otro en Guadalajara, como banda abridora de Helado Negro; shows que ella define como una reunión con sus ancestros, y que espera sean los primeros de muchos, además la también guitarrista aclaró que no solo quiere venir por la música sino a ayudar a mujeres que no tienen la comunidad que necesitan.

“Crecí en un lugar de puro americano, puro güero con privilegios que no entiende nada, yo era ahí la mexicana, ‘oh canta mariachi decían’; ¡fuck no pendejo!, pero ya muchos entienden de mi activismo, de mi feminismo, hay que crear comunidad, me siento lista, no sé si bien o mal, pero sí lista”, finalizó.

Y La Bamba regresó a Estados Unidos a continuar con la promoción del disco, le espera Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, aunque ya queremos su pronto regreso.

No es una revista, es un movimiento.