185345
Entrevista con Rostam

Entrevista con Rostam

03/Jun/2021

Sin presiones, sin preocupaciones, sin miedos.

Después de tres cambios de agenda, por fin pudimos conectar con el único y cautivador Rostam Batmanglij para hablar de Changephobia, un disco inspirado en la única constante del mundo: el cambio.

De vivir en Nueva York, Rostam se mudó a California, dejando una casa, una ciudad, una banda y una rutina de familiaridad. “Estaba muy emocionado por un nuevo futuro, solo que no sabía lo que el cambio realmente significaba. El álbum fue mi manera de procesar todo.”

Muchas variaciones están impregnadas en la segunda entrega del músico, desde locaciones (pues trabajó en el disco en Japón, California y Nueva York) hasta instrumentos y un deseo de que su álbum sea escuchado completo en lugar de enfocarse en el éxito de los sencillos. En una época de one hit wonders y viralidad, gran cantidad de gente disfruta solo una canción de cada artista. “Creo que los artistas tenemos diferentes tipos de fans. Hay fans que conocen tus canciones pero no te conocen a ti, y hay otros fans que te conocen a ti pero no a tus canciones”. Y muchas veces, conocer la música de un artista, es conocerlo a él. Cada canción tiene cierta carga personal.

“Hay gente en Instagram que me dice ‘escucho tu álbum todos los días’. Y eso es algo que estaba en mi cabeza al hacer este disco. Estaba pensando en la gente a la que le gusta escuchar un disco completo. De hecho es algo que yo hago a menudo, trato de darme el tiempo y espacio de escuchar un álbum desde el inicio hasta el final”.

Rostam es bien conocido por su gran espíritu colaborativo. HAIM, Carly Rae Jepsen, Clairo, exitosos proyectos en los que ha colaborado y que fueron tanto inspiración como impulso para su trabajo independiente. “Hacer música solo siempre ha sido un componente de hacer música. Amo empezar canciones solo, amo empezar canciones con amigos. Esa parte es fácil para mí, empezar; la parte difícil es terminarlas, pero solo tengo que estar ok con tomarme mi tiempo”.

Es agradable hacer música sin presiones y al hacer música como Rostam, no tengo presiones, no tengo preocupaciones, no tengo miedos. Quería alejarme de la música clásica entonces me exigí a mi mismo al tocar el piano y al escribir los acordes. También me exigí al trabajar con Henry Solomon, al pedirle que se inclinara hacia el bebop y el jazz de los 40 y 50.”

Por ejemplo, “Starlight”, está llena de saxofón. “Tiene una evolución tan interesante. Empieza con acordes de sax que escribí en un tren en Japón. Quería hacer algo disonante y escribí el coro en el piano en mi sala en California, muy lejos de Japón. Creo que el solo de sax de esta canción es mi parte favorita del disco. Para mi, esta canción es importante porque no se trata solo del sax, no se trata solo de los acordes, no se trata solo de los vocales, se trata de todo a su alrededor y cómo todo funciona junto.”

El disco fue hecho, en gran medida, en medio de la pandemia, evento histórico que nos llevó a quedarnos en casa y reflexionar. Todos experimentamos grandes cambios a nivel personal y a nivel sociedad. ¿Será que esto nos enseñará a aceptar el cambio?

Creo que es posible que la sociedad se mueva en la dirección opuesta, tristemente. Tal vez se vuelva más conservadora, pero soy optimista de que la gente se vuelva más informada, con una mente más abierta. Eso es lo que quiero aportar con mi álbum, traer un poco de positivismo.”

No es una revista, es un movimiento.