178216
Entrevista con Los Bunkers

Entrevista con Los Bunkers

Los Bunkers celebra el 20 aniversario de su álbum debut con un regalo para sus fans.

Algunos pensarían que la vida de una banda comienza cuando sacan su primer sencillo, su primer EP o su primer álbum, pero detrás de ese material hay ensayos, acuerdos y desacuerdos, ideas, tener gusto de una banda en común o algo tan simple como la primera vez que tocas un instrumento; amistad, familia y todo lo que te encuentras en el camino hacia ese sueño.

Hay muchas cosas que con el tiempo uno analiza y las considera incorrectas, pero creo que siempre nos dejamos llevar por nuestro instinto y por nuestros gustos; el gusto que le teníamos a la música”.

Los Bunkers nace en 1999 en Concepción, Chile cuando, Francisco y Mauricio Durán, Álvaro y Gonzalo López, y Manuel Lagos comenzaron a componer y, “la música seguía siendo un juego”, comenta Francisco Durán, pues en aquellos tiempos ofrecían algunas tocadas e interpretaban sus propios temas, así como covers a The Kinks, The Beatles, The Byrds y demás bandas de los 60. “Desde que decidimos profesionalizar el cuento hubo un montón de cosas que se perdieron: alejarse de la familia, de ese tipo de seguridad, la posibilidad de tener una carrera, que era más cómodo y rentable para un camino tradicional... dejamos pololas. Todos hicimos ese sacrificio” cuenta Francisco, con respecto a su viaje hacia Santiago en el 2000, sin embargo, Mauricio Lagos ya no formaría parte de esta nueva aventura y en su lugar se uniría Mauricio Basualto.

No siento que nadie esté pendiente de eso; de quejarse de las cosas que uno deja. Después de todo, creo que había mucho amor y confianza por lo que estábamos haciendo, así que en ese sentido nadie se ha arrepentido”.

Por otra parte, Mauricio Durán lo ve con otra perspectiva, como “algo normal” ya que lo compara con los estudiantes que tienen que viajar a otras ciudades para estudiar la universidad, puesto que lo más importante es la actitud que se tiene frente a lo que quieres y, así lo cuenta: “En esa época estaba entusiasmado y quería sacar un proyecto adelante: cumplir con los proyectos que nos habíamos propuesto, hacer buena música, grabar, poder difundir la música y con la energía que uno tiene en esa edad no piensa en otra cosa. Vas y lo haces con gusto”.

El proceso antes, e incluso ahora, no ha sido fácil. El camino está lleno de altas y bajas, aprendizajes por experiencia propia a base de prueba y error, de equivocarse para después decir y aceptar que: “no nos gustó tanto, el resultado no fue tan bueno para la próxima no hacer esto”, o porque otros ya lo han vivido y tratan de transmitirlo para no caer en malas experiencias. Siempre se ha tratado de experimentar, adentrarse a nuevas aventuras y tomar lo bueno y lo malo de cada una de ellas. Las conexiones y amistades entre bandas eran más o igual de importante que hoy en día, así, Los Bunkers consigue que Konstantinopla produzca su álbum homónimo y luego se edite en Big Sur Records.“Había que luchar para poder ganarse ese momento de poder estar en un estudio de grabación, había que trabajar mucho”, recuerda Francisco Durán.

El primer álbum es una experiencia inigualable, nada se compara con ese primer momento, en especial si todos los integrantes se están enfrentando a lo mismo. Después de algunos meses de planes y decisiones, el 3 de abril del 2001 salió a la luz Los Bunkers el álbum debut de la banda. “Significó mucho para todos porque era una etapa en la que uno está comenzando y poder plasmar por primera vez en un disco las ideas que teníamos fue un proceso muy emocionante para nosotros”, añade Francisco. Entrar al estudio con la idea de grabar algunos demos para poder tocar en shows o darse a conocer en la radio y salir con 10 temas en 1 día. “Tocamos todo en vivo: las voces se grabaron juntas, los solos de guitarra… eso es lo que le da un valor adicional porque esa no es la manera de hacer un disco hoy en día. Una banda completa tocando sin 'click', absolutamente ensayados, eso es lo más bonito que recuerdo de los días de grabación”. Más adelante agregarían “El Derecho de Vivir en Paz” que realizaron en una sesión de FM Rock & Pop.

No teníamos ninguna intención de sonar como ninguna de las bandas contemporáneas; no le hallábamos chiste. Éramos ortodoxos en ese sentido”.

En temas como “Fantasías Animadas de Ayer y Hoy”, “No Sé”, “Buscando Cuadros”, “Yo Sembré Mis Penas de Amor en Tu Jardín” podemos encontrar referencias claras de aquellas bandas que salían de traje, bien peinados con sonrisas pícaras y miradas juguetonas, era algo que la banda no podía evitar pues como ellos mencionan era “una declaración de principios adoptar ese lenguaje, era con lo que más vibrábamos”. También escuchamos “Papá No Llores Más”, “El Detenido” y “Entre Mis Brazos” con letras mucho más personales, una declaración de sucesos ocurridos en Chile debido a la dictadura que se vivía en aquellos días. “Esas inquietudes políticas o sociales o más compartidas en comunidad. Siempre hemos sido conscientes de nuestro entorno y siempre nos ha gustado plasmar esa visión. Tiene una visión muy transparente de lo que nosotros entendíamos del mundo en ese momento y todo eso resulta en una fotografía de ese momento", comentan.

Además de contar con un amplio repertorio, y hablando de nueva cuenta sobre las conexiones y, más que una demanda de la industria,  Los Bunkers pudo realizar algunos videoclips para las canciones que funcionan como refuerzo visual. Gracias a Valeria Soto, conocieron a Jorge Lozano a quien también apoyaron con algunos recursos para poder grabar los videos, tal es el caso de "Entre Mis Brazos". Siempre se trató de un ganar-ganar, de la ayuda mutua para ir construyendo un camino e ir aprendiendo mutuamente "Eran cosas muy fortuitas, se hacía más con ganas que con otra cosa". A pesar de pertenecer a un sello, el presupuesto tampoco era suficiente por lo que las cosas que se realizaban era de manera artesanal. En cualquier proceso, y sobre todo en el desarrollo artístico nunca se deja de aprender debido a las nuevas tecnologías y los procesos en sí, pero una regla que siempre trataron de seguir es nunca hay que ser literal en los videos: "tratamos que las ideas se defiendan solas eso le da una cierta pulcritud o elegancia al mostrar las canciones. No estar recalcando el mensaje. Decir las cosas de una manera clara y que se pueda entender tiene un valor en sí mismo que nos parece fundamental".

Han transcurrido 20 años de aquella primera meta y es justo celebrarlo con una remasterización, la cual fue lazada el pasado 4 de diciembre que consta de una edición de lujo en CD y vinilo. Un trabajo que constó de dar con el material para trabajar la parte sonora, además de los periodístico al recopilar testimonios de personas que se involucraron en el proceso y fotografías. “Era una tarea pendiente y queríamos que fuera una edición bonita, algo que conectara con los fans de la banda sabíamos que era algo que podrían atesorar mucho. Hasta ahora, por su respuesta, nos podemos dar cuenta que así era”.

Ese disco nos dio el regalo y la posibilidad de seguir trabajando de la música. Es una etapa muy importante para todas nuestras vidas”.

La banda cuenta con 7 álbumes de estudio entre los cuales se encuentran La Culpa, Vida de Perros, Música Libre y siendo el último La Velocidad de la Luz (2013). En estos momentos, se encuentran separados y así seguirán, pero no dejarán de consentir a los fans pues están en la espera de remasterizar el álbum Barrio Estación (2008) y editarlo en vinilo como forma del rescate del trabajo que alguna vez hicieron.

No cambiaríamos nada, hay cosas que uno dice: 'gracias al tiempo y a la perspectiva lo habría hecho distinto', 'si tuviera mejor la experiencia y pudiera regresar el tiempo', pero esa es la gracia de todos los discos, que después, sin quejarse, es una fotografía del momento y hay cosas que te gustan más o que te gustan menos y lo defiendes hasta el final pero no vale la pena arrepentirse de cosas que ya están plasmadas".

Actualmente, Mauricio y Francisco Durán forman parte de la banda Lanza Internacional la cual acaba de lanzar su más reciente sencillo “De Policía a Ladrón” que retrata el contexto que se vive tanto en México como Chile y se alinea a los mensajes que siempre tratan de transmitir en sus letras. Por otro lado Álvaro y Gonzalo López formaron la banda LÓPEZ que cuenta con algunos sencillos haciendo referencia al rock contemporáneo y con influencias del bolero.

No es una revista, es un movimiento.