Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

121673
Entrevista con El Guincho

Entrevista con El Guincho

Una revancha con México: entrevista con El Guincho.

Puede ser que cualquier artista, como dice Mick Jagger en aquel icónico episodio de Los Simpson, siempre diga que el lugar en donde está es el más increíble del mundo. Puede ser que hayamos escuchado muchas veces que México es el mejor lugar en el que cualquiera haya tocado y, también, puede ser que no sea del todo cierto. Sin embargo, cuando Pablo Díaz (aka El Guincho) menciona a nuestro país en la entrevista que le hago se escucha auténtico y honesto.

“Estoy muy agradecido. Desde antes de que saliera Alegranza ya estábamos en México y ya había gente que me seguía. Siempre han sido un público respetuoso y exigente, también, cuando tienen que serlo. Y eso me gusta. Tengo muchos amigos que vivieron lo que acaba de pasar directamente y trato de aportar mi granito de arena yendo allá para cerrar este proyecto”.

No sorprende, de hecho. Díaz se ha presentado en nuestro país varias veces en los últimos años: alguna de ellas en el Teatro Fru Fru, otra en el Vive Latino y otra en la House of Vans de hace algunos años. En todas ellas ha sonado diferente y el público le ha hecho justicia. Ahora regresa una vez más y cuando le pregunto qué se puede esperar de este nuevo concierto, sin titubear responde:

“Este show es muy especial porque va a cerrar todo el proyecto de HiperAsia. Siempre pienso que cuando hemos ido no he podido –por una cosa u otra– dar todo lo que podría dar y quise retrasar la ida a México para cuando la banda sonara bien de verdad".

Es casi como si fuera una revancha, como si por fin hubiera encontrado el método ideal para sonar tan bien en vivo como en sus discos.

“Ahora es una nueva banda y para ellos también ha sido todo un proyecto con música difícil de tocar. Por eso ahora que todo suena muy bien sabía que tenía que ir a México a devolver todo ese cariño al público mexicano que siempre me ha seguido, haga lo que haga”.

Y resulta curioso que lo haya encontrado con un disco que tiene todo menos una directriz para interpretarse en vivo. Escuchar HiperAsia es adentrarse a un mundo enteramente digital que pareciera no tener cabida para la visceralidad de un concierto en forma. ¿Cómo fue llevar todo ese universo arriba de un escenario? Parece que no sencillo.

“De instrumentos convencionales solo llevamos una guitarra, vamos con máquinas. Pero nos hemos dado cuenta que la manera de hacer que cobren vida esas canciones es no loopeando cosas, no llevamos loops. Interpretamos todo en vivo, tocando los sonidos con sampler, un poco más old school”.

Suena a una labor que lleva tiempo, paciencia y dedicación y, en la vida de alguien como El Guincho, pareciera que eso es lo que menos tiene. Siempre se encuentra haciendo algo, si no es produciendo bajo su nombre de batalla, es haciéndolo para alguien más o experimentando con nuevas identidades. HiperAsia vio la luz a inicios de 2016 y, en menos de un año, las actividades de Pablo no han sido pocas.

“He estado escribiendo muchas canciones para otros artistas, produciendo mucho y especialmente trabajando en un álbum que va a salir el año que viene en el que estoy trabajando con un artista que no puedo decir cuál es, pero en 4 o 5 meses yo creo que ya lo verán. Ha sido un año muy importante para mí”.

Sobre las colaboraciones dice. “He estado involucrado en el último álbum de C. Tangana mezclando y produciendo para él y trabajo haciendo música para artistas pop de todo el mundo sin firmar como El Guincho. También he estado haciendo música mía y tal vez salga el año que viene, no sé si en formato de disco o singles porque he estado trabajando en el otro disco colaborativo que te mencioné. Pero es seguro que la gente podrá escuchar singles nuevos de aquí a poco tiempo”.

Díaz es un tipo inquieto y hace unos años lanzó a la luz un proyecto llamado Trances que pareciera haber olvidado con el tiempo. A la distancia luce como un tesoro que se puede desempolvar y como una de las tantas rutas que próximamente podría retomar.

“Música para pinchar, para el club siempre estoy haciendo y Trances fue una cosa que salió después de que me diera cuenta de 4 o 5 piezas que podían ir juntas y me gustó probar el formato web autodestructivo, lo probé por primera vez con Trances de hecho. Claro que vendrá algo después, tengo muchas piezas que podría firmar como Trances y que podría publicar en algún momento".

El futuro, entonces, luce brillante para El Guincho. Con mucha música lista para ver la luz, parece importante conocer más sobre los formatos que explorará en esta ocasión. Al parecer será algo mucho más convencional. El mundo de HiperAsia está a punto de cerrarse.

“En HiperAsia como proyecto entero (música, show formato visual) todo tenía que ir por ahí, porque era una reflexión entre el yo digital y el yo real y enfrentar eso en una pelea, en un ring de boxeo. Para lo que sigue yo creo que contrastaré con eso tal vez con videos o singles digitales. Después de que con HiperAsia recuperé el control de todo lo que quiero hacer, quizá lo que venga después vaya más por ahí”.

La fecha para que HiperAsia cierre sus puertas es el próximo 30 de noviembre en el Foro Indie Rocks!. Pablo asegura que habrá canciones de toda su discografía y que será un espectáculo que ningún fan podrá olvidar.

No es una revista, es un movimiento.