Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

87300
El Guincho - Hiperasia

8

El Guincho - Hiperasia
El Guincho - Hiperasia

CANADA / 2016

Artista(s)

El Guincho

11/Feb/2016

¿Qué tal suena el regreso del Guincho? Aquí te contamos

El Guincho está de regreso con su cuarto disco, titulado Hiperasia. El nuevo trabajo del originario de Las Palmas está lleno de experimentación, líneas pesadas, capas de beats y ritmos poco convencionales: un álbum nada sencillo. 

Muy alejado de los ritmos tropicales y alegres, Hiperasia nada tiene que ver con el sonido de anteriores hits de El Guincho como “Bombay” o “Antillas”. El disco evoluciona canción tras canción que abordan ideas y sensaciones concretas, como la vida de calle y el placer de la soledad.

Fresco y sincero, con canciones que parecieran quebrarse con sus ritmos “sucios", el disco lleva al extremo la experimentación en temas como “Stena Drillmax”, “Abdi”, “Muchos Boys” e “Hiperasia”, donde los samplers y las capas de beats niegan la estructura del hit.

También podemos mencionar “Comix” una especie de rap junto a la Mala Rodríguezun golpe knock-out directo a la mandíbula; “Mis Hits”, el tema más accesible y adictivo; “Pizzas”, un R&B que fantasea con la idea de gozar la vida tan sólo con una rebanada de pizza, y por supuesto, “De Bugas”, probablemente la canción más extraña de su carrera, que convive con el trap de PXXR GVNG y que incita al libido.

Como parte de una aventura virtual, El Guincho encontró la sofisticación para dar vida a temas que vuelan la cabeza por su extrañeza, como “Rotu Seco”, “Segas”, “Parte Virtual” y “Pelo Rapado”, piezas que conviven en un mismo universo de texturas, cajas de ritmos y softwares de producción.

Hiperasia puede llevar a El Guincho a perder muchos seguidores, es un disco que hasta la cuarta o quinta escucha comienza a tomar forma. Definitivamente, llegó más allá de lo que esperábamos. Ajeno a lo obvio, este material lo posiciona como una de las figuras de la música en español más innovadoras y auténticas de la actualidad.

No es una revista, es un movimiento.