Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

120019
Entrevista con Andrea Franz

Entrevista con Andrea Franz

Pedro
Madrigal

02/Feb/2018

Foto Facebook Andrea Franz

Camp Dream: El universo de Andrea Franz en donde todo es posible.

En menos de medio año, Andrea Franz pasó de estar en California con algunos demos personales a subirse por primera vez a un gran escenario (Pa’l Norte, 2016) para acompañar a su primo León Larregui en los coros. Un año más tarde, ya cuenta con su propia banda y terminó una pequeña gira por el interior de la República Mexicana. Además, tiene tres singles en circulación y se prepara para el lanzamiento de su primer EP.

Aunque todo ha sido muy rápido y surrealista –como ella lo define–, nada es fortuito. La música siempre ha formado parte importante de su vida; desde los cinco años tomaba lecciones de piano. “Tenía una maestra muy estricta, todo fue música clásica. A los trece, estaba harta de eso y compré un libro de Queen; le pedí que me enseñara algo de lo que yo quería y me dijo: ‘No, primero tienes que ser muy profesional con la clásica’. Entonces, dejé de tomar mis clases. De manera autodidacta aprendí a tocar la guitarra y a componer. Mi primera fue una Takamine acústica, luego compré una Telecaster eléctrica. Aunque no soy guitarrista del todo, me divierto con ella sobre el escenario”.

Durante su infancia, la música continuó como inquietud permanente. “A los ocho años me encerraba en mi cuarto con mis álbumes y actuaba. Yo era Freddie Mercury“. En la juventud armó un proyecto bajo el nombre de Red Sweater, del que ya no queda registro en línea. También, tuvo una banda llamada The Elephant Walkers con la que compuso algunos temas, pero no hubo continuidad. Cuando tuvo que elegir una carrera profesional decidió estudiar Diseño Gráfico y recibió el apoyo total de sus padres debido a su inclinación natural por las artes visuales y su talento para la pintura.

Como parte de su proyecto de titulación, eligió realizar el diseño para la portada de un disco. Sin embargo, se dio cuenta de que no podía reversionar una imagen hecha para música ya existente; el proceso de significación tenía que comenzar desde más atrás, desde la música misma. Franz decidió volver al grado cero: la composición.

En la presentación de su proyecto interpretó la música que había generado para su diseño visual. Después de obtener el grado, llena de seguridad y con mucho entusiasmo, mostró el resultado de su trabajo profesional en formato demos a Sergio Acosta –a quien conoce desde hace muchos años por ser uno de los mejores amigos de León Larregui–. “Los tuvo como por dos meses, y yo pensé ‘no le gustaron’. Después de un tiempo me marca y me dice: ‘Oye, me encantan; ¿sabías que vamos a empezar una disquera bajo el nombre de Panoram? Te queremos firmar y yo quiero ser tu productor’. Vine a México a grabar mis tres sencillos en noviembre del 2015. Regresé a California, pasaron unas semanas y me marcó mi primo León para invitarme a su gira como corista. Yo no estaba segura, pero él me dijo que todo estaría bien, que sería como mi escuela de rock”.

Ensayaron durante tres meses, la primera presentación fue en Pa’l Norte, la segunda Vive Latino y, de ahí en más, varías en distintos puntos del continente americano. Venía para una gira de 35 fechas que creció a 60. Tras dos meses decidió quedarse definitivamente en México puesto que su disquera, productor y banda están aquí.

El single más reciente de Andrea Franz se titula “Worst Curse”, balada juguetona de tonos dulces. La guitarra que se escucha en esta canción pertenece a Nick McCarthy (ex integrante de Franz Ferdinand). Las otras dos canciones previamente presentadas (cada una con un rework) son “We’ve Met” y “Baby Come Close”. Todos los temas fueron producidos por Sergio Acosta y mezclados en el estudio de McCarthy. Aunque fueron grabados casi al mismo tiempo, Andrea reconoce que “Worst Curse” es el tema más tranquilo de los tres, pues está más enfocado en los teclados y tiene muy poca guitarra.

En relativamente poco tiempo, con su sad pop rock ha logrado ganarse un fan base muy sólido. Durante las fechas que ofreció en el Ciclo 3 de Circuito Indio se dio cuenta de que el público respondió muy bien a su música. “Me sentí muy agradecida de que había gente que se sabía las letras de mis canciones. ¡Wow! Tessa Ia y yo anunciábamos que nos quedaríamos al final del show para saludar. Me pedían autógrafos y fotos, además compraban mi mercancía. Es un sueño”.

Su profesión resulta de mucho apoyo para su carrera musical. Ella misma diseña sus flyers, posters, parches y pines. Como parte de un concepto más integral, construyó su propio universo simbólico. “Camp Dream es mi mundo, casi como Neverland de Peter Pan. Es un mundo en el que todo es posible, no debes parar de seguir tus sueños. Yo diseñé la bandera que tiene un unicornio un venado y un zorro, combinados en uno. La tengo colgada en mi cuarto y, cuando toco la llevo conmigo. Es un recordatorio”.

De igual manera, cada que tiene una presentación se acompaña de Debbie, una dinosaurio que adoptó hace ya algún tiempo en la colonia Condesa. “Un día estaba en mi casa y de repente se me ocurrió integrarla más en mis redes como un personaje. Le puse un arete en la nariz, le hice un tatuaje, pinté su pelo, uñas y cuernos; también le di chapitas (sonríe). La llevo a los shows y me hace sentir más segura. En el escenario, la presento como una amiga que me acompaña a todos lados. Les gusta. Lo padre es que tiene un botón en el ombligo y cuando lo aprietas grita muy fuerte. También, cuando estamos en la sesión de mercancía, me piden fotos con ella. Ayuda a la conexión con la gente”.

Aunque lo ha considerado, por el momento no hay colaboraciones en puerta. Ha grabado coros para AJ Dávila, y ha platicado con Salvador y El Unicornio sobre comenzar un side project orientado hacia el punk. La falta de tiempo lo ha impedido. Ahora, intenta concentrarse en terminar la producción de su primer EP que llevará por título Welcome to Camp Dream. La química con su banda, Alex Patri (bajista), Mario Frías (baterista) y Andrés Arzate (guitarra y teclado) se ha dado de forma natural; se entienden bien y reconoce que todo fluye muy bien sobre el escenario. Complementariamente, prepara el arte de su material que incluirá un mapa que servirá de guía en su mundo.

Recientemente –y gracias al apoyo de Andrés Arzate–, comenzó a hacer DJ sets. Durante el Circuito Indio realizó uno en Toluca y otro más en Guadalajara. Su set list incluye música de The Jesus and Mary Chain, STRFKR, Fleetwood Mac, The Cure, Talking Heads, of Montreal, Tame Impala y The Strokes. Sobre esta última banda, reconoce ser gran admiradora, al igual que del trabajo general de Julian Casablancas“Quiero aprovechar esta faceta como: ‘ve al show de Andrea Franz y quédate a bailar con nosotros’“.

*Andrea Franz dejó regalos para los lectores de Indie Rocks!. Si quieres ganar un pin, un parche o una estampa, comparte la entrevista en twitter + un pensamiento referente a #CampDream. No olvides taggear a Andrea (@frau_franz) y a Indie Rocks! (@indierocks). 

No es una revista, es un movimiento.