Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

194865
Torso Corso y Yaf Swamy en un lugar secreto

Torso Corso y Yaf Swamy en un lugar secreto

Fotos
Color: Diego Solano @buen.hombre / Fotos B/N: Arturo Sánchez @art_san_nav

14/Nov/2021

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Artista(s)

Latigazos, nalgadas, dominación y queso roquefort.

A las 20:00 H se abrieron las puertas de la “ubicación secreta” a la que nos habían invitado Torso Corso y Yaf Swamy para verles tocar. Toda la venta de boletos se manejó por preventa y los boletos se acabaron en el transcurso de la semana. Al comprar tu boleto se te proporcionaba la dirección de esta casa en la colonia Nonoalco.

Un largo zaguán con piso de adoquines nos recibió. A la izquierda, la entrada de la casa, el espacio de una sala y comedor vacíos de muebles más allá de los instrumentos que ya esperaban ansiosos en su lugar. Al fondo, una pequeña mesa de madera tapaba la entrada a la cocina, que servía como barra. Aguas locas, cervezas baratas, “toritos” y tacos de canasta constituían el menú.

El lugar se fue llenando poco a poco y todes permanecían en la parte de afuera. El patio y pasillo abiertos servían para que la gente fumara y calentara motores con la chela que nos incluía el boleto. El soundcheck de Torso Corso sirvió como advertencia a lxs asistentes de que la acción estaba por comenzar y el público migró hacia el interior, preparado para la presentación. La mayoría de lxs presentes nunca habíamos tenido el gusto de verles tocar ya que este es el primer concierto que han realizado desde que comenzó la pandemia. Más allá de la rolita que grabaron con Martín Delgado para La Otra Música, su música existe solamente en la memoria de las personas que les han visto en vivo.

Comenzaron fuerte, con una canción titulada “La metamorfosis perruna”, que rápidamente cautivó la atención de todes les presentes. Su sonido es muy propio y se siente el talento y la sinergia de lxs artistas desde que se paran en el escenario. Su sonido y ensamble es común en el jazz. Dos saxofones, una batería, una guitarra, un bajo y un teclado proporcionaron los sonidos que esta banda nos entregó la noche del sábado, con una actitud y un ritmo claramente punks. El público también lo estaba sintiendo. En medio del público, comenzó un slam que solamente marcaba el centro caótico de un grupo de gente que estaba toda en una catarsis musical. Este sonido es fresco, pero familiar, y se siente en el centro del cuerpo y te hace querer moverte.

Torso Corso y Yaf Swamy (7)

Parecía que toda la gente estaba en sintonía con lo que escuchaba y sus cuerpos se movían acorde, desde las canciones más lentas e hipnóticas hasta los momentos frenéticos de improvisación atrabancada. Cerraron con “Barrio de Tepito”, su canción más popular. La gente se veía feliz, satisfecha con lo que acababa de escuchar. Se escuchaba “Damaged Goods” de Gang of Four en las bocinas. A pesar de los gritos pidiendo “otra”, no hubo otra. La gente continuó bailando. Algunes salieron a fumar y platicar, el ambiente estaba caliente.

 Setlist de Torso Corso:

- “La metamorfosis perruna”

- “Ginebra”

- “Pedro, el ratón asceta”

- “#1”

- “Barrio de Tepito”

Un rato después, el soundcheck de Yaf Swamy hizo que la gente se emocionara. Se congregaron rápidamente alrededor del escenario, pensando que el show ya iba a comenzar. Lxs artistas tomaron la oportunidad para cotorrear un poco con el público y se echaron unas improvisaciones vocales. Terminaron de hacer los ajustes y se desaparecieron hacia atrás de la cocina.

Unos minutos después, comenzaría a sonar la música, pero el escenario estaba vacío. La gente volteaba a ver hacia la cocina, desde donde venía la banda entera atada del cuello con cadenas, gateando por el piso, siendo llevades por la artista y performer Naty Martínez. Después de arrodillarles frente al escenario y quitarles sus lentes, les permitió ir finalmente hacia el escenario, donde arrancaron la tocada con “Pachucos Frontline”.

Torso Corso y Yaf Swamy (2)

Todo el espectáculo estuvo construido alrededor de la temática sexual, desempeñando Naty el papel de dominatrix. A lo largo del concierto hubo latigazos, nalgadas, dominación, queso roquefort, aceite de bebé, cadenas y hasta un beso muy fogoso entre Emi Cruz y Máximo Campo.

La banda nos presentó una versión mucho más lenta y misteriosa de “Moselles”, donde Naty capitalizó su performance presentándonos una rutina de Sex Siren, categoría del ballroom que consiste en mostrarse sexy y provocativx. Hacia el final, se despidió entre una lluvia de aplausos y Chiflidos. La banda cerró su set con “Nueces”, acompañadxs por el público que la cantaba.

Setlist de Yaf Swamy:

- “pachucos frontline”

- “popjoys”

- “herblike hoofs”

- “2020”

- “snakesong”

- “sex”

- “big strong hairy man”

- “moselles”

- “Nueces”

Pocos días antes del evento, Yaf Swamy publicó en sus redes la invitación de vestirse kinky para la ocasión. A pesar del frío, pudimos ver algunas personas utilizando ropas de malla, pasamontañas y hasta orejas de gato. El evento continuó casi hasta el amanecer, en modalidad de fiesta. La gente estaba muy prendida y el bailongo no paró hasta que todes se fueron a sus casas.

REDACCIÓN:

Rodrigo
Derbez

FOTO:

Fotos
Color: Diego Solano @buen.hombre / Fotos B/N: Arturo Sánchez @art_san_nav

No es una revista, es un movimiento.