174007
The Neighbourhood ofreció concierto online

The Neighbourhood ofreció concierto online

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

#QuédateEnCasa

Artista(s)

Con la primera probada de Chip Chrome & The Mono-Tones, The Neighbourhood satisface a los fans para el estreno de su nuevo álbum.

Aún es difícil pensar en conciertos desde casa, en donde prendes el dispositivo de tu elección y, tal vez, lo conectes a una pantalla más grande para disfrutar la presentación de tu banda favorita. Eso sí, para cada uno la experiencia es diferente; tomas un lugar, ya sea la sala o alguna recámara, apagas las luces, te sientas o te quedas de pie ansioso por bailar y disfrutar del concierto en streaming. Los rituales y sensaciones son diferentes, ya no estamos influenciados por el calor de la gente, o los empujones, gritos y desmayos antes y durante la presentación. Algo colectivo se volvió íntimo y lo más cerca que podemos estar de otros fans es a través de un chat.

El show online de The Neighbourhood fue especial ya que fue previo al lanzamiento de su álbum Chip Chrome & The Mono-Tones en el que, por primera vez, interpretaron temas para esta nueva modalidad, además de presentar un tema innédito.

Así como en la gira del 2019, Middle of Somewhere, Chip Chrome con atuendo y maquillaje platinado, y su guitarra se adueñaron de los reflectores para interpretar parte de este tema en versión acústica. "Pretty Boy" permitió ver el espacio completo, con una luz intensa naranja que reflejaba la calidez del sol y de un ambiente desértico. Así, logramos observar a los demás integrantes de la banda que se encontraban inertes detrás de sus instrumentos vestidos de negro y con un ligero rayo de iluminación que se alcanzaba a percibir del juego de luces. Hasta "Cherry Flavoured", Chip se mantuvo estático, realizando los movimientos esenciales para dejar fluir algunos acordes en la guitarra y golpear el pandero contra su pierna.

Fue en su más reciente sencillo "Lost In Translation" cuando perdieron el control. Con un fondo cuadriculado al estilo ochentero, y colores neones se combinaron con los sintetizadores para que Chip diera los primeros pasos y lograra desenvolverse en el lugar. Al terminar todo se volvió estático para presentar un nuevo tema “Hell or High Water” de un estilo country, cálido como una tarde en Texas mientras te encuentras sentado en el cobertizo. Otro de los singles, "Devil’s Advocate" tomó posesión del personaje para soltar el cuerpo y realizar unos sutiles pasos de baile.

The_Neighbourhood

La presentación continuó con temas como "Cry Baby" perteneciente al álbum Wiped Out! Nuestro visitante fue tomando presencia hasta comenzar a perderse. De esta manera con “The Beach”, comenzó a bajar un micrófono cual bola de disco, del que Chip se colgó y salió de cuadro para reaparecer ahora con un vestuario totalmente diferente.

Los colores y luces neones desaparecieron para que el humo y la estética del blanco y negro, como lo habían hecho en todos sus álbumes anteriores, presentara el verdadero lado de la banda. A Jesse le sentó bien salir del personaje y estar en su zona de comfort. "RIP 2 My Youth", "Sweater Weather", "Afraid" y "Daddy Issues" fueron temas que no podían faltar dentro del setlist de la banda ya que siempre han sido las más coreadas y las que poco a poco otorgaron fama. Canciones que se sintieron vacías cuando no fueron coreadas por cientos de personas en partes esenciales.

La sorpresa fue "Warm" perteneciente al álbum #000000 & #FFFFFF y de las que rara vez suenan en sus conciertos. A lo largo de estas interpretaciones Jesse saltó de un lado a otro, se colgó del micrófono cual Spiderman y Jeremy Freedman, Zach Abels, Michael Margott y Brandon Fried, lograron ser captados por la cámara por su frenética presencia en algunos temas. Finalmente sonó “Stuck With Me” otra de sus canciones predilectas y perteneciente a su último álbum. Así, sin previo aviso, la pantalla se mostró en negro, el streaming había terminado. Con duración de 1 hora y con la interpretación de 15 temas, The Neigbourhood dejó un buen sabor de boca para escuchar las canciones que contiene su nuevo álbum.

Durante la presentación es difícil pensarlo, pero siempre existe la incertidumbre sobre la conexión de Internet (aunque pueda ser monitoreada cada momento), de un día lluvioso que pueda arrebatarnos la electricidad o de los mil problemas técnicos que puedan resultar de esta faceta de las herramientas tecnológicas.

La ventaja más representativa es que siempre podemos ver de cerca algunos detalles, pero no lo que queremos ver, como el movimiento o las expresiones de los demás integrantes, incluso el esperanzador cruce de miradas. Estos streamings se encuentran en el punto medio entre poner nuestras canciones favoritas a todo volumen y la experiencia en vivo en la que el artista interpreta de forma diferente las canciones y hace todo un performance ayudado de la escenografía.

No es una revista, es un movimiento.