177977
Primus Alive From Pachyderm Station

Primus Alive From Pachyderm Station

12/Dic/2020

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

#QuédateEnCasa

Artista(s)

Aún no nos terminamos de acostumbrar a los streamings pero las experiencias sin duda van mejorando y si bien, no cubren al 100% las emociones y sensaciones de los shows en vivo, van dejando un sabor de boca mejor que el anterior.

Hemos visto grandes producciones como las de Billie Eilish, Dua Lipa o Gorillaz, que han contado con animación 3D, invitados y más. Eso sin duda es un punto a favor de las experiencias en casa. La de Primus no fue la excepción, aunque no tuvo un despliegue gigante, sí compensó con la experiencia sonora.

El show se llamó Alive From Pachyderm Station, la locación está ubicada en Claypool Cellars, sí leíste bien, el Sr. Claypool abrió las puertas de su proyecto alterno, un viñedo, para este show. Al inicio pudimos observar la plantación de uvas dónde asegura Les, que tiene uno de los mejores Pinot Noir de la región (ya que podamos viajar, ese deberá ser un destino obligado para cualquier melómano y fan de Primus).

primus_streaming_2

Les Claypool, Larry LaLonde y Tim Alexander dieron un show íntimo rodeado de luces navideñas en una cabaña bastante acogedora. El repertorio constó de 16 temas, muchos de ellos que no tocan comúnmente en vivo e incluso que nunca habían interpretado en un concierto.

No hubieron muchas palabras durante el streaming que quedó disponible durante 72 horas, así que pude escucharlo varias veces, eso es, algo único. Normalmente con los conciertos normales se termina y ya, pero aquí no, puedes repetirlo una y otra vez (hasta que termine el plazo).

En el tráiler promocional, la experiencia era vendida como algo de otro mundo y lo fue, aunque sencillo en lo visual (tenían pantallas divididas o visuales como de un caleidoscopio y juegos de luces). Sólo eran ellos tres en la cabaña, de hecho una de las cámaras las manejó el hijo de Claypool, así que, todo quedó en familia.

primus_streaming_3

Cada uno de los temas fueron interpretados con la pulcritud y excelencia que caracteriza al trío, cabe destacar que al no ser un streaming convencional no tocaron los “hits”, quizá un par. Tocaron canciones de discos que comúnmente no se escuchan como el Antipop;  sin embargo, eso demuestra que el producto que ofrecieron quizá no se repita en un tiempo.

Es una realidad que extrañamos mucho el sonido del bajo vibrando en el pecho, pero pudimos apreciar otras cosas que quizá de pronto no podemos tener, cada detalle de los tres músicos en primer plano, permite apreciar y relacionar cada pisada con el sonido.

Una gran ventaja para los que no les gustaba estar apretujados hasta adelante es esa, poder presenciar cada movimiento desde diferentes ángulos, además, puedes verlo sin un tumulto de personas hablando al rededor, con un buen sistema de sonido o audífonos y la experiencia se multiplica por 1000.

Así que sin interrupciones, con un par de repeticiones, el show de Primus fue un gran show de inicio a fin, no requirieron más que la soberbia ejecución de Les Claypool, Larry LaLonde y Tim Alexander para cautivar y ofrecer un concierto que aligeró un poco ese sentimiento que nos causa el recordar los conciertos en vivo.

No es una revista, es un movimiento.