157748
MonkeyBee Festival 2019 en SALA

MonkeyBee Festival 2019 en SALA

El rock & roll en México tiene un nuevo hogar y se llama MonkeyBee Festival.

Festivales musicales en México hay muchos, pero ahora llega una nueva opción que se enfoca en nichos bastante definidos. Se trata del MonkeyBee Festival y se especializa en el garage, punk y psicodelia.

La primera edición tuvo como sede SALA y mostró a una decena de agrupaciones, la mayoría extranjeras. La fiesta empezó puntual con The Froys y Acid Tongue, bandas jóvenes que apenas se abren paso en el mundo del rock. Aunque fue con Carrion Kids cuando realmente se sintió el ambiente de un festival con la llegada de una cantidad considerable de público. Como remate a su presentación se escuchó una versión de “Uncontrollable Urge” de Devo aunque con un estilo rabioso más cercano al cuarteto emblema del budget rock: The Mummies.

El sonido de altos decibeles continuó con el trío americano Monsterwatch y el cuarteto de Tijuana San Pedro El Cortez. Mientras los primeros mostraron un rock distorsionado y ejecutado a máximo volumen que fue celebrado por el público, los mexicanos tuvieron el peor sonido de la noche.

A su vez, el quinteto angelino Levitation Room aterrizó por primera vez en la Ciudad de México e hizo derretir los oídos con su rock ácido que toma elementos de Cream y Jimi Hendrix pero también añade elegantes melodías pop y ráfagas de jazz con los constantes cambios de ritmo.

Mientras más personas llegaban hasta ocupar dos terceras partes del lugar, together PANGEA demostró ser uno de los grupos más energéticos de la noche. Su estilo se adentra por completo en el rock & roll simple de letras adolescentes que caracteriza a la generación Burger Records.

Para la parte final del festival llegaron tres experimentadas propuestas aunque de estilos bastante diferentes entre sí. Primero los Subsonics con su punk blues trash y una actitud desenfadada. El ejecutar una canción tras otra permitió que su selección fuera de más de una veintena de piezas. Algo muy especial es que la dupla Buffi Agüero y Clay Reed fue complementada por Rob Del Bueno aka Coco, también conocido por ser el bajista del cuarteto de música surf espacial Man Or Astro-Man?.

Casi para cerrar la velada tocó el turno a The Asteroid No. 4 con su combinación de shoegaze con psicodelia y folk. A pesar del esfuerzo de sus integrantes, la recepción del público fue mixta porque muchos estaban en espera del sonido poderoso del acto principal.

Fue así que después de un lustro por fin México tuvo de regreso a The Cynics, uno de los principales responsables del resurgimiento que tuvo el garage en los 80. El cuarteto está en plena celebración del aniversario de su álbum Rock 'N' Roll, por lo cual interpretaron sus 14 piezas prácticamente sin pausas.

Con su calidez habitual, el cantante Michael Kastelic es el Dr. Frank-N-Furter del rock al lanzar besos y dedicatorias en todo momento. Por su parte, Gregg Kostelich es un guitarrista solemne que permanece inmóvil sobre el escenario a pesar de los tsunamis sonoros que provocan sus manos. Los complementos son Pibli con una precisión sobre los tambores y Joe Emery, integrante de The Ugly Beats, quien fue el bajista para esta fecha en México.

La presentación del combo también incluyó algunas canciones representativas del resto de sus materiales. “Blue Train Station”, “I Need More” y “Turn Me Loose” fueron otras piezas que sonaron con fuerza hasta provocar el baile demencial en este debutante festival que deja las expectativas demasiado elevadas con respecto a su siguiente edición.

No es una revista, es un movimiento.