Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

122335
Little Jesus y su Orquesta Fantasma en el Teatro de la Ciudad

Little Jesus y su Orquesta Fantasma en el Teatro de la Ciudad

Bere
Rivera

08/Dic/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Teatro de la Ciudad

Artista(s)

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris estalló entre guitarrasos y violines a cargo de Little Jesus y su Orquesta Fantasma.

Cuando escuchábamos el nombre Little Jesus por ahí del 2013, pocos sabían a lo que se refería, hoy en el 2017 cuando dicen Little Jesus se reproduce en nuestra cabeza "Yo las canciones y tú la magia". El quinteto del sur de la Ciudad de México es ya una propuesta consolidada, su fama se extiende entre países de habla hispana y por Europa subiendo como espuma y llevándolos a crear su propio show sinfónico. Su rock pop –fuertemente influenciado por The Beatles– cambió de forma cuando se presentaron en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con la misión de cumplir un sueño más y brindar a los admiradores una presentación única, para así cerrar un año cargado de estrenos y conciertos por todos lados.

Imponente, elegante y clásico son algunas palabras para describir el escenario ubicado en el Centro Histórico, mismo que recibió entre largos vestidos y smokings a alrededor de 1300 espectadores emocionados por escuchar un versión adornada de "La Magia""Norte""Químicos" entre otros temas. La introducción jugo un papel muy importante en el show, un arreglo de violines, contrabajos y arpas de "Berlín" que posteriormente dio la bienvenida al frontman, Santiago Casillas entrando con "Nuevos Amigos" tema que llegó al clímax con una mezcla de rock y sonidos de violín, clarinetes y campanas tubulares. En el repertorio seguía "Mala Onda", para este tema Casillas dio la bienvenida a Jay de la Cueva, quien acompañó a todos los músicos con su guitarra eléctrica.

"Nuevo México" empezó con una buena compañía de trompetas, clarinetes y cada vez que Santiago agudizaba la voz sonaban de fondo las pequeñas campanas tubulares adornando y complementando el sonido, y cuando el rock subía de volumen, los violines se asomaban sutilmente envolviendo toda la composición.

La audiencia estaba atenta, no a las luces de colores colgando en el escenario,  sino a la luz propia de Santiago, Fernando, Arturo, Carlos y claro, el aclamado Truco que estallaban elegantemente rodeadas de sonido de orquesta. Las flautas y cuerdas tuvieron su protagónico para cerrar con broche de oro "Trágame Tierra". Las palmas resonaron al inicio de "Golden Choice" y poco a poco desaparecieron para dar entrada a lo violines. A lo largo de la primera parte, la batuta de Josefa de Velasco se deslizaba como ola del mar ante toda la orquesta que fue la cereza del pastel en cada tema. Llegando "Niña Bien" la atmósfera se tornó en algo casi celestial, donde la voz de Casillas desaparecía ante la oscuridad con cuerdas de fondo, contrabajo y violín se hicieron uno entonces la escena se rompió en un destello de baquetazos a cargo del buen Truco, así dio fin al tema. "La Magia" fue ovacionada y coreada por todo el teatro. Poco a poco la audiencia perdía la postura, entre movimientos de cabeza y agitar los pies "La Luna" fue el impulso que hizo a más de uno querer abandonar su asiento y bailar a todo ritmo, el viaje a la luna cobró vida, entre sombras y luces figuraban los Jesus, quienes poco a poco cedieron ante el oboe y cornos para dejar en penumbras el rock y dar el rol de líder a los violines, la nave nos llevo tan lejos que al regresar la audiencia tuvo que parpadear un par de veces para entender dónde estaba y lo que estaba pasando, así al final solo quedó Santiago y la multitud chasqueando los dedos. Cuando pensábamos que "La Luna" había sido el cierre perfecto llegó la melancolía que transmite "Sur", este fue entonces el momento ideal para hacer brillar por completo a la Orquesta Fantasma, así con la voz de Casillas la audiencia quedó embelesada para finalizar la primera parte del concierto.

Despidiendo a los temas de Río Salvaje, la segunda parte comenzó con "Norte", bajo la dirección de Esperanza de Velasco. El inicio de "Cruel" fue aumentando en suspenso conforme llegó el coro para estallar en trompeta y efectos psicodélicos que ofrecía la sección de cuerdas.

Para "Químicos" los fans estallaron en gritos al recibir como invitado al Manzanas de Los Románticos de Zacatecas. La tonada amigable de esta canción embonó preciso con la Orquesta Fantasma.

La invitación a bailar se dio en el momento perfecto para "Pesadilla" donde Julio de The Plastics Revolution acompañó cantando a dueto con Santiago. De un tema a otro el ambiente fiestero iba creciendo, "Berlín" acabó con las formalidades y el público dejó sus asientos para buscar un mejor lugar al pie de los músicos.

Con los celulares arriba capturando el mejor momento y la energía queriendo escapar de las paredes dio espacio a "Azul" que poco a poco llego al éxtasis acompañada de trompeta y cuerdas. Minutos nos separaban de un show que elevó hasta el cielo a todos en el recinto, "TQM" fue la pieza final donde la lluvia de rosas rojas fue el clímax de la noche que Little Jesus soñó y que sus fans hicieron realidad.

No es una revista, es un movimiento.