119684
Gepe en el Teatro Metropólitan

Gepe en el Teatro Metropólitan

Arturo
Lara

23/Oct/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Teatro Metropólitan

Artista(s)

La exquisitez andina es una Ciencia Exacta: Gepe en el Metropólitan.

El sabor de la música latinoamericana es universal; siempre encontrarse con un latino fuera del entorno reconforta. Ayer por la noche, la cita con Gepe en el Teatro Metropólitan estaba hecha y los ritmos sudamericanos de su música nos esperaban. De a poco, el recinto se llenaba de fans con playeras y pancartas en apoyo al chileno. Sin más preámbulo, a las 19:20 H saltó al escenario el hombre del día, vistiendo un sensual traje negro y una camisa blanca, con la simpleza misteriosa que le caracteriza.

La primera canción que sonó fue “Por la ventana” y desde el primer momento, se adueñó del escenario con un buen manejo del espacio; las bailarinas lo acompañaron en todo momento y el público le respondió al mantenerse de pie, bailando en sus asientos y entregado a él. Fue el turno de “Hablar de ti”, el primer sencillo de Ciencia Exacta, que tuvo excelente aceptación; el sex appeal que ha adquirido es innegable y en “Punto final, su manera de moverse enloqueció a las asistentes. El andino continuó mostrando sus dotes de talento, al alardear con su cambio tan preciso entre instrumentos y en “Marinero Capitán” y “Bacán Tu casa”, pudo prender a todos desde la batería.

Una de las antiguas favoritas de los fans es “Fruta y té”, una canción que dedicarías a aquella persona con la que despiertas por primera vez; el andino derrochó en la guitarra y a capella, todos lo acompañaron. La noche se hacía vieja y una primera sorpresa se dio con un cover de “Te sigo amando”, de Juan Gabriel, quien sigue siendo recordado en los escenarios por su talento; Gepe cerró esta sesión con una desgarradora voz, que arrancó las palmas de los del teatro.

Los ritmos andinos en la música del cantante son contagiosos, muy bailables, y en “Hambre”, nadie pudo quedarse estático; el folclore sudamericano de “Flor del canelo” dio un respiro para bajar las revoluciones. El artista se tomó un segundo y llamó al escenario a sus invitados de la noche; con un bajo perfil, aparecieron los músicos que lo acompañarían a tocar “Flores” al ritmo de son veracruzano; bien enaltecía Gepe las riquezas del bello puerto y dedicó “Las olas” a todas las bellas mujeres veracruzanas que son divinas e inolvidables, todo al ritmo también del charango a manos de Mauricio Ramirez.

El momento cumbre llegó con la energía que un tema como “Hoy día me lanzo” y “En la naturaleza (1,2,3,4)”, los fans bailaron y aplaudieron a más no poder; “Invierno” cerró el gran momento con el romanticismo, la noche estaba para estar con la persona amada, para pasar ese gélido invierno acompañado. El concierto finalizó con “Bomba Chaya” con la energía a tope. El encore llegó con “Ser amigos”, una canción de Estilo Libre (2015) que habla sobre rupturas insufribles, “Campos magnéticos” de GP (2012) y un cierre en verdad espectacular con “Alfabeto” y Gepe en la batería. Un segundo encore con “Arauco tiene una pena” de la chilena Violeta Parra y una excelente versión de “Un gran Vacío”, con un silencio casi ensordecedor que mostró al chileno en solitario con su guitarra, un momento para enchinar la piel.

Un concierto en verdad espectacular albergó el andino Gepe, con una noche llena de baile, amor, desamor y sobre todo, mucho talento. El hombre es un camaleón en el escenario y todo lo que hace, lo perfecciona. Su visita al Teatro Metropólitan se da en un buen momento en su carrera tras el lanzamiento de Ciencia Exacta; se le nota más seguro al actuar y los presentes al recinto ayer lo pudieron constatar y al final corearon el famoso: “Olé, olé, Gepe, Gepe.

FOTO:

Arturo
Lara

No es una revista, es un movimiento.