Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

149684
Festival LTDO 2019

Festival LTDO 2019

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

LTDO: joya independiente en el Bajío.

Un día más, un festival más. LTDO 2019, confirmó dos cosas: primero que se puede sobrevivir haciendo un festival pequeño en el interior de la república y además hacer las cosas bien; también demostró que aún hay quien cree en talento nuevo y en un cartel incluyente.

La tarde empezó con Hikury Beach, banda de San Luis Potosí que fusiona el surf, ska, reggae, en fin, de todo un poco; la verdad fue una excelente elección para abrir ya que logró el cometido principal que es: generar intereses en el público que se animó a llegar temprano y meterlo así en mood festival.

Después siguieron un par de bandas locales: Never Been To Budapest, que tocaba algo así como indie pop, que sonaba bien pero el contraste con la banda anterior era bastante notorio y eso afecta mucho a las nuevas bandas. La segunda fue Los Fibos, que regresó a la onda festiva fusionando reggae, hip hop y hasta blues.

La primera banda extranjera fue la argentina Surfistas del Sistema, que tuvo un buen recibimiento aunque daba la sensación de que era una banda para más tarde. Un poco más tarde tocó Películas Geniales, un proyecto bastante interesante que busca integrar distintos elementos artísticos a su ¿rock? Me imagino que los podríamos encasillar en ese género.

Todo esto ocurría en los dos escenarios principales, sin embargo en el Escenario Fuego, que se encontraba en un domo, también estaban pasando cosas interesantes tales como Sailorfag, quien se convirtió de inmediato en la revelación del festival con su reggaeton pop con temática LGBT el cual casi colapsa el escenario en el tocó, provocando incluso la entrada de personal de Protección Civil a controlar el acceso, cosa insólita si se toma en cuenta que se trata de un artista nuevo sin respaldo de una disquera, puro internet y buena música.

Por otro lado, Kinder Malo demostró porqué es uno de los principales representantes del hip hop y trap en España y, aunque mucha gente tuvo problemas para entrar a verlo debido a la antes mencionada intervención de la gente de protección civil, eso no impidió que Kinder diera todo en el escenario como cada vez que pisa tierras aztecas.

De regreso a los escenarios principales, Señor Kino dio cátedra de lo que un proyecto de rock debe de ser hoy día, demostrando que su invitación a Coachella hace un par de años, no fue casualidad.

Daniela Spalla también estuvo bien, aunque daba la sensación de que el público no le estaba prestando la atención merecida, quizás fue la hora y el calor lo cual obligaba a alejarse a buscar comida, cerveza y sombra.

Por otro lado Juan Son tuvo un show con altibajos, mientras tocara canciones de Porter, todo bien, pero en cuanto tocaba canciones de su carrera solista, sobre todo las nuevas, el público regresaba a la indiferencia, también hay que mencionar que muchos ya estaban desesperados por ver a Alemán.

Y fue precisamente Alemán el mejor show de la noche interpretando canciones de su más reciente disco Eclipse, así como de sus materiales anteriores contando con invitados como Yoga Fire, Dee y Muelas de Gallo de La Banda Bastön lo cual significó mucho para los asistentes quienes se dieron cuenta con esa acción de la importancia que el rapero le dio a su presentación.

Tras esto llegó Ed Maverick el chico maravilla del folk mexicano, tocando un set muy similar al que tocó en Lunario, mismos músicos, mismo setlist. El recibimiento fue muy bueno, como siempre, aunque yo lo hubiera metido antes que a Alemán para que el contraste fuera de menos a más y no de más a menos, porque mucha gente le dio el bajón y para aquellos que no estaban tan familiarizados con su música pudo resultar hasta aburrido, aunque eso no es culpa del cantautor de Chihuahua quien dio todo en el escenario a pesar de estar enfermo y con la garganta cerrada.

Tras una presentación de Reyno que bien pudo pasar desapercibida (¿qué pasó con esa banda de 2016 que en vivo era una bomba?), llegó al escenario Carlos Sadness a darlo todo y tocar todos sus éxitos, o al menos para los que le dio tiempo ya que se notó que tanto él como el público se quedaron con ganas de más.

Casi para cerrar llegó desde Los Ángeles, Empress Of y vaya que no fue su mejor noche. Mucha gente ya emprendía la partida así que hubo pocos viendo lo que por mucho fue la presentación con más propuesta del festival, una pena que no muchos fueron testigos de ella.

El Mató Un Policía Motorizado fue la banda encargada de cerrar LTDO, aunque sufrió la misma suerte de su predecesora; poca audiencia aunque al ser una banda más conocida al menos se notaba que enganchó más con el público.

Conclusión

LTDO es sin duda un festival necesario para llevar nueva música a una región del país que normalmente pasa desapercibida, sin embargo hay un par de detalles que deberían mejorar:

  1. Los horarios, todo se retrasó una hora y eso quizás provocó que las últimas bandas no tuvieran el público necesario para lucir.
  2. El uso exclusivo de efectivo es algo que ya no es práctico en la actualidad, aunque sea deberían de tener un cajero para los que no llevan suficiente efectivo.
  3. Medir bien la cantidad de gente que le caben a los escenarios, hubo personas que se perdieron el show de Kinder Malo porque ya no los dejaron pasar a su escenario y eso que no estaba lleno, o no tanto como el acto anterior.

En fin, lo general el festival es bello y un ejemplo de que no se necesita ser OCESA para lograr un festival de calidad en el interior de la república.

No es una revista, es un movimiento.