Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

58155
PLAY 1: Innegable talento local

PLAY 1: Innegable talento local

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

22/Oct/2014

¡Ya llegó! ¡Ya está aquí! La nueva edición de MUTEK México oficialmente dio inició a sus actividades musicales con PLAY 1: NOCTURAMA.

El Foro Indie Rocks! abrió sus puertas a cuatro propuestas nacionales de distintas vertientes de la música experimental, no precisamente electrónicas para ser francos, pero que dejaron una vez más en alto el talento local.

Si bien el evento se retrasó casi una hora por las (pareciera) inevitables fallas técnicas, al final todos recordarán este banderazo inicial como un evento digno de haber estado presentes.

Las actividades iniciaron con la voz y teclado de Billie Mandoki, que entre drone, ambient y un poco de música de cámara hubiera cimbrado un ambiente de contemplación sonora de no haber sido por las fallas en sus monitores de las que, entre lo tierno y lo ridículo, la interprete se disculpó incesantemente entre cada canción con su dulce voz.

Como era de esperarse, entre que se ponía y quitaba sus audífonos, salía el jala-cables, prendía y apagaba, un sector del público perdió interés y prefirió esperar en el patio a Missing Human, cuyo show fue mucho más afortunado.

El proyecto de Daniel Badillo siempre es grato de presenciar ya que entre envolventes atmósferas electrónicas, suelta pesados beats que retumban y estremecen hasta las paredes tras su complejo ensamble electrónico. Acompañado por una guitarra, Missing Human logra una dupla de primer nivel en ambient y post-dubstep; bueno, como sea que lo quieran llamar o señalar. Es muy fácil perderse en los géneros y etiquetas cuando se tiene un proyecto tan propósitivo.

Entradas las once de la noche, el originario de Mexicali, Schem, tomó la consola para seguir con las pesadas texturas procesadas; era claro que esa noche no era para "mover el bote", sino para la parte aventurada de la oferta nacional más joven, aunque cabe mencionar que la llegada al escenario de OMAAR pasada la media noche sí tuvo a varios moviendo la cabeza de arriba a abajo y con la mirada al techo (o su botella de cerveza).

Sobre cualquier cosa, esta primer noche de conciertos de MUTEK México fue una grata muestra de lo que está pasando actualmente en nuestro país en cuanto a música de vanguardia se refiere. Cualquiera de los que estuvo ahí salió orgulloso de lo que vio y escuchó.

REDACCIÓN:

Diego
Álvarez

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.