Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

32700
El regreso triunfal de The Replacements

El regreso triunfal de The Replacements

11/Sep/2013

El 2013 es un año importante para la música honesta y contestataria. Más allá de la sobreoferta musical que tenemos hoy en día, The Replacements se ha reformado después de 22 años para revivir ese temperamento, agresión y  contracultura de la que nos hemos ido alejando conforme los beats electrónicos se posicionan de la música internacional.

The Replacements

Fueron más de dos décadas las que Paul Westerberg tardó para que se limaran asperezas y se reuniera con Tommy Stinson, bajista y miembro original, para así poder invitar a Josh Freese Dave Minehan, encargados de completar la alineación y revivir esas glorias pasadas que se vieron opacadas por la poca exposición mediática que la agrupación tuvo en los 80's. Pero como dice Oscar Wilde, “todo lo popular es incorrecto”.

El ambiguo y confuso género “alternativo”, no pudo haber sido concebido sin The Replacements, la música underground americana no podría ser entendida de la misma forma y Nirvana tal vez no hubiera sido lo que hoy conocemos.

Debido a la crudeza de su música, sus adicciones, la personalidad degenerada de sus miembros, el sonido anti complaciente que gritaba al unísono “a la mierda con todo” y sus legendarias y caóticas presentaciones en los 80's, The Replacements se convirtió en una versión americana más sucia y aumentada de lo que fue The Rolling Stones a principios de los 70's con su infames tours, historias utópicas de excesos y un Keith Richards que apenas podía subirse a un escenario. Éste comportamiento autodestructivo en The Replacements terminó con la vida de uno de los miembros originales, Bob Stinson, guitarra original en la agrupación de Minneapolis que tuvo una muerte trágica después de una vida llena de excesos y Rockn'Roll.

El sonido de The Replacements por momentos nos recuerda a The Clash, Chuck Berry, The Stooges, The Rolling Stones y Johnny Thunders sin dejar atrás esa elocuencia de Paul Westerberg para señalar y presentar temas de una sociedad decadente al más puro estilo de lo que hizo Lou Reed a finales de los 60's. Su crédito está en poseer una óptica cruda y realista de la sociedad norteamericana, que llevó a miles de jóvenes confundidos a encontrar en su música una voz que hablara por ellos.

Su último show fue el 4 de Julio de 1991 y, tras muchos rumores y confusión, el pasado 25 de Agosto decidieron volver a pisar un escenario; se presentaron en el Riot Fest de Toronto con un show y setlist brutal; 23 piezas que recorrieron desde sus inicios en la etapa hardcore, la irreverencia punk y la velocidad de su debut Sorry Ma, Forgot To Take Out The Trash de 1981, hasta joyas de Tim, su obra maestra, Let It Be, (infinitamente superior a su homónimo Beatlesco), Pleased To Meet Me y homenajes a Chuck Berry, Sham 69 y Ethel Merman.

Si no has tenido la suerte de toparte con ellos, es el momento de adentrarte en la transgresión y actitud radical de Paul Westerberg y compañía. Ahora que su tour está por comenzar y a pesar de que, por razones obvias, no podemos contar con la alineación completa, esperamos que consideren bajar a presentarse en suelo mexicano y que algún promotor tenga la brillante idea de invitar a uno de los grupos más importantes, violentos e infravalorados de la historia.

Enhorabuena por el regreso de los bastardos de la juventud, The Replacements.

No es una revista, es un movimiento.