Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

149805
Two Door Cinema Club — False Alarm

7

Two Door Cinema Club
False Alarm

Glassnote / 2019

Artista(s)

Two Door Cinema Club

False Alarm lleva a Two Door Cinema Club por un camino brillante y prometedor.

La situación de la banda irlandesa es complicada de describir, pues aunque todos sus discos han estado en el top del Reino Unido y han alcanzado buenos lugares en listas específicas de Estados Unidos, jamás han figurado como uno de los inmensos proyectos de la escena independiente. También, aunque desde sus inicios fueron pieza importante en festivales de todo el mundo, jamás han sido headliners. Muchos dicen que nunca es tarde para lograr las cosas, pero con las actuales tendencias de la música el panorama luce complicado para el grupo. Este disco, el cuarto en su carrera, parece más un esfuerzo por mantener el proyecto en terreno sólido. Sin embargo, las sorpresas se dan y con cada lanzamiento todo parece posible.

Comenzamos con "Once", un tema que a primera escucha sorprende, pues a pesar de que es un Two Door Cinema Club que suena familiar, también se siente diferente. La agrupación presenta su nueva cara y demuestra que conoce sus necesidades. El grupo hace bien su trabajo y sabe que si quiere mantenerse a flote debe hacer cambios significativos sin perder su esencia y elementos característicos.

Le sigue "Talk" el primer sencillo promocional del disco y uno de los tracks que convenció a fans desde el principio. Se adentran más en el sonido eurodisco y convencen con una melodía pegadiza. La idea de usar el sonido del disco no es algo innovador, pues fue la tendencia del año pasado entre proyectos similares. La única diferencia y lo que separa a este de los demás es el desenvolvimiento de Alex Trembley y compañía.

Llega la primera colaboración del disco con "Satisfaction Guaranteed", pues participa Mokoomba, un grupo musical de Zimbabwe. El tema es refrescante y quita cualquier preocupación sobre uniformidad. La mezcla de estilos no sorprende o no sucede, pero podemos destacar la lírica, que aborda la decadente relación de la sociedad con las redes sociales.

"So Many People" sigue apegándose a la línea, pero también presenta otra vertiente y nuevas posibilidades para Two Door Cinema Club. Hay que decirlo, tiene la cadencia y el estilo que Daft Punk popularizó con Random Access Memories. No podemos negar que el estilo le va bien al grupo, pero también es un terreno peligroso y en el que se deben moderar. En realidad, se vieron salvados por la participación de Open Mike Eagle.

Llegamos justo a la mitad y nos regresan al sonido del principio con "Think". La verdad es que la banda ha demostrado gran versatilidad y que todavía tiene lo necesario para convencer a sus seguidores. Pero es en el siguiente track, "Nice To See You" donde de verdad puede asombrar a un público más general. Este es uno de sus trabajos más completos, más elaborados y más largos: poco más de seis minutos de duración, pero que fluyen gracias a las diferentes texturas.

Conforme pasan los temas, todo se pone más interesante. "Break" es una canción disruptiva y fugaz, que elimina casi todo rastro del factor disco. No hay nada desarrollado, pero sirve como un descanso de todo lo que hemos estado escuchando. Luego de esa breve pero eficaz pausa, Two Door Cinema Club vuelve con fuerza. "Dirty Air", es un track que mezcla estilos y donde podemos ver sonidos distorsionados conviviendo sin ningún problema con las brillantes melodías de los sintetizadores.

El grupo guarda lo mejor para el final y cero que hacen bien. "Satellite" es otro de los sencillos promocionales y de lo más destacado del disco. Ritmo y melodías inmejorables, con contrastes casi imperceptibles pero que aportan mucho a la canción. Un hit que junto a un par más, aseguran el completo éxito comercial del álbum.

Por último, Two Door Cinema Club cierra solemnemente con "Already Gone", un tema que tiene la grandiosidad que podríamos encontrar en un disco de Pond. La banda luce bastante renovada y sus integrantes demuestran ambición, así como sus ganas de experimentar con nuevas formulas. Definitivamente estas son buenas noticias para el grupo y, por supuesto, para sus fans.

Álbum difícil de calificar, ya que el grupo muestra cosas nuevas respecto a su sonido, pero no en relación a lo que hemos visto de la escena estos últimos años. Muchos podrían decir que Two Door Cinema Club se ha subido tarde al barco del disco y la neo psicodelia tipo Tame Impala, pero la realidad es que deberíamos permitirles explorar estos nuevos terrenos con calma, tenerles fe y esperar algo único en su siguiente material.

 

No es una revista, es un movimiento.