Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

150483
Thom Yorke — ANIMA

9

Thom Yorke
ANIMA

XL Recordings / 2019

Artista(s)

Thom Yorke

ANIMA: el monólogo interno de Thom Yorke hecho música.

Ha de ser interesante entrar en la mente de Thom Yorke: saber cómo hace que toda esa ansiedad e incertidumbre que lo invade se transforme en las canciones que amamos. Ver a Flying Lotus improvisar en vivo en los escenarios lo inspiró a intentar algo nuevo: grababa pequeños tracks y se los enviaba a Nigel Godrich para que viera que podía usar, éste después creaba sampleos y loops, se los enviaba a Thom y él ya escribía las letras. Todos sus pensamientos y emociones acumuladas, su capacidad de seguir experimentando y sus ganas de crear música nos dan ANIMA, su nuevo y más completo álbum como solista.

La característica voz de Thom Yorke, ya sea cantando o en loops, se acompaña de sintetizadores, sampleos, loops, beats, arreglos, ecos, guitarra, piano, bajo y drum machines. Realmente es un repertorio amplio y con esto experimenta para crear canciones geniales con diversas capas de sonidos y momentos brillantes, pero con partes que se sienten incompletas. Se puede notar que se divirtió creando este álbum y es inevitable no imaginarlo bailando con su errático y peculiar estilo, ya que transmite una atmósfera dance y drum and bass.

Cada canción es un mundo diferente y no siguen una estructura definida; se componen de varios fragmentos y mutan en diversos momentos. El esqueleto puede ser un beat, una línea de bajo, una melodía, etc., a los cuales se les unen capas de sonidos que se mantienen durante un lapso y luego se pierden o se van sumando elementos. La genial y bailable "Traffic" es un ejemplo perfecto de esto. "The Axe" y "Last I Heard (...He Was Circling the Drain)" mantienen esta estructura con distintos sonidos y un ritmo más lento (son las canciones menos destacadas, más no malas). "Twist" y "Runwayaway", son un viaje lleno de cambios inesperados; "Not the News", va en aumento y te deja con ganas de más en el clímax final; "I Am a Very Rude Person" e "Impossible Knots", se sostienen de unas magníficas líneas de bajo y "Dawn Chorus" (un título que resultará familiar para los fans de Radiohead), la cual es una hermosa pieza donde la melancólica voz de Thom Yorke es acompañada de un sintetizador mientras nos recita un monólogo muy personal.

Como es usual, no es un disco fácil. Toma varias escuchadas para empezar a tomarle cariño, pero cuando hace clic, el verdadero viaje y la diversión comienzan. Es necesario para apreciar cada canción y notar los detalles que la componen. Y eso es lo hermoso: en cada escuchada encontrarás algo nuevo. Una melodía, un sampleo, un beat que le da una nueva dimensión a la canción. ANIMA es un viaje que te lleva a un trance distópico lleno de matices.

Líricamente es un álbum oscuro. Thom Yorke, sigue escribiendo versos inconexos que hablan sobre la ansiedad, angustia, miedo, paranoia y la incertidumbre que le provoca pensar en el futuro y la tecnología. Es un vistazo al interior de su cabeza para saber porque lo atormentan dichos temas. Las letras encajan bien los sonidos de ANIMA para transmitir esas emociones.

Da la impresión de que los álbumes de Thom Yorke son como un ejercicio de imitar sus influencias en la música electrónica y ponerles su toque. Al contrario de sus álbumes pasados, los cuales parecen más un experimento, este tiene cohesión: ya sabe que quiere hacer y cómo hacerlo. Hay similitudes con todos sus proyectos: tintes de Radiohead, Atoms For Peace y su trabajo en solitario. Toma partes de cada uno para crear este álbum y el resultado es plausible.

ANIMA es el trabajo más completo de Thom Yorke como solista. Siempre encuentra la manera de hacer que su música tenga algo más, un valor agregado que hace que se nos ponga la piel chinita: ya sea musical o líricamente. Eso sí, no es para todos. Seguramente dividirá a los fans. Piensen en The King Of Limbs. Si les gustó, disfrutarán este álbum, si no, denle la oportunidad a otro disco. Para los fans de la electrónica experimental: estoy seguro de que disfrutarán este reto.

No es una revista, es un movimiento.