169863
The Midnight — Monsters

8

The Midnight
Monsters

Counter Records / 2020

Artista(s)

The Midnight

En medio de la noche, The Midnight nos convierte en monstruos susceptibles a la nostalgia de un remoto cuadro noventero.

Dos fuerzas chocaron una vez más. The Midnight con Tim McEwan como productor y Tyler Lyle en la composición y vocales, crean un nuevo universo para Monsters. Esta vez, continúan una historia llena de nostalgia y permiten seguir soñando. En medio de un cuarto con luces neón y la luz del monitor regresamos a los 90: la adolescencia.

Entre cajas de ritmos, sintetizadores, tambores electrónicos y samples característicos del synthwave, retratan el mono no aware. Un concepto japonés que hace referencia a la melancolía o tristeza ante lo efímero.

La conexión se hace en "1991", una referencia a la llegada del Internet. Así, las vibraciones en el aire comienzan a pintar la atmósfera hasta adherirse al cuerpo y disolvernos en un mundo virtual con "American Online". Con un beat que se mimetiza con el corazón y una voz robótica nos pregunta “Are we all one beating heart?”. Al estilo dancepop y el saxo reconocido de la banda, "Dance With Somebody" nos invita nunca dejar de hacer lo que nos gusta.

La mística de "Seventeen" se construye de reverbs y un solo de guitarra que llega a los más altos niveles conjugados con la profundidad del beat. Entre ritmos veraniegos "Dream Away", cambia de intensidad para relajarnos."The Search for Ecco", el primer interludio del álbum, nos conduce al mar a través de una engañosa cuenta.

Los sintetizadores memorables no es lo único que ofrece, "Prom Night", pues la claridad de la guitarra le da fuerza. El corazón se contiene y la respiración se intensifica cuando al escuchar "Fire In The Sky"; el punto más alto del álbum.

El momento es arruinado por "Monsters", un tema saturado que se aligera por la voz de Jupiter Winter. "Helvetica" sirve como intermediario a las etapas del álbum. Entre delays y tambores pesados recordamos las madrugadas frente al monitor y la inevitable soledad. El sentimiento se equilibra con la melancolía de una versión acústica de "Brooklyn" del álbum Floating Years de Tyler Lyle.

El ímpetu regresa con "Deep Blue", el tema más fuerte del álbum, moldeado por el solo de saxo que seguirá en pie hasta "Night Skies" y una voz que nos persigue poco a poco. Sabemos que el fin ha llegado con "City Dreams" con sonidos al vacío que se mimetiza con "Last Train". La adolescencia no es para siempre y tarde o temprano tiene que terminar.

Después de un viaje de exploración e inmersión, The Midnight nos hace entender que de alguna manera u otra estamos conectados. Nunca estaremos solos pues tenemos conexiones más fuertes que una banda ancha.

No es una revista, es un movimiento.