162412
La Roux — Supervision

6

La Roux
Supervision

Supercolor Records / 2020

Artista(s)

La Roux

17/Feb/2020

El regreso de La Roux con las mejores vibras para ponernos a bailar y hacernos seda los sentimientos.

Hay bandas o cantantes que, pese tener una breve trayectoria, brillan por su intensidad cada vez que suben a los escenarios. Tal vez es por eso por lo que a veces desaparecen por un tiempo para volver recargados y brindarnos la nueva energía que traen consigo. Cuando pasa eso, estamos listos y preparados para escuchar cualquier nuevo material que traigan consigo.

Este es el caso de la cantante Eleanor Jackson, o mejor conocida por su nombre artístico, La Roux, que con su homónimo primer disco cautivó el corazón de millones además de llevarse el galardón de mejor álbum de electrónica en los premios Grammy del 2011. Después de conflictos con su antiguo compañero de banda, Ben Langmaid, y separación de éste de la agrupación, publicó otra obra más en 2014: Trouble in Paradise, para desaparecer de los reflectores por casi un lustro.

Ahora, Jackson vuelve a deleitarnos con su dulce y sensual voz una vez más con Supervision (2020), una obra que recupera la mejor esencia de su carrera para hacernos sentir ese calor especial dentro de nosotros cuando escuchamos cada canción. Esto sucede de inmediato con 21st Century”, pieza con agradable batería que en cuanto escuchamos el primer verso nuestro corazón se acelera, al igual con “Do You Feel” que escurre miel en cada coro de Jackson. Sin embargo, cuando llegamos a Automatic Driver”, nos cae como balde de agua fría que hemos estado escuchando canciones prácticamente en el mismo tono y ritmo.


Si bien Supervision recupera esa esencia alegre y fresca de Jackson con una sólida base de synth pop y suspiros de los ochenta, nunca logra explorar y encontrar su propio sonido tropical. Es un cuadro monocromático, que, aunque tiene finas líneas, se mantiene siempre en el mismo tono. Aquí, desafortunadamente no encontrarás canciones explosivas como “Silent Partner” o algo medianamente como las icónicas “In For the Kill” o “Bulletproof”. 

Aún así, el disco mantiene la suficiente calidad junto con una adecuada producción, para tenernos atentos con la pasional “International Woman of Leisure” o la juguetona “Everything I Live For”. Irónicamente, llegando al final con piezas como “Otherside” encontramos unos contrapuntos interesantes, así como con “He Rides”, por fin una variación en los instrumentos, y en “Gullible Fool” con un bajo eléctrico que nos pone a mover las caderas.

Es desalentador que después de tanta espera y potencial que tenía este disco nuevo de La Roux, resulte no ser de los mejores. Sin embargo, es emocionante siempre ver de regreso a cantantes o bandas con gran potencial, y principalmente, ya que es seguro que podamos volverlos a ver en vivo después de un largo descanso. 

No es una revista, es un movimiento.