119183
Kelela — Take Me Apart

9

Kelela
Take Me Apart

Warp Records Limited / 2017

Artista(s)

Kelela

El futuro del R&B está en buenas manos.

La muerte de Aaliyah en 2001 pausó la innovación en el R&B, permitiendo a sus entonces fanáticos (después productores) reinterpretar y aplicar la estructura impuesta por Timbaland en las últimas producciones hechas para la entonces Princesa del género. Lanzamientos como The Velvet Rope (1997) de Janet Jackson y Lovers Rock (2000) de Sade trabajaron simultáneamente al disco homónimo de Aaliyah (2001) para procesar una vanguardia en el género; que a pesar de ser artistas actuando en la órbita comercial, fusionaron la melodiosa sensualidad del género con la cultura experimental de entonces.

Aun con artistas como Solange, How To Dress Well o FKA Twigs aproximándose a una reapropiación contemporánea, es Kelela con su álbum debut Take Me Apart quien finalmente reanuda la búsqueda por la vanguardia en un género deformado por el insaciable intento de destacar.

Al EP le anteceden Cut 4 Me (2014) y Hallucinogen (2015), obras que definieron el rango creativo de Kelela y su equipo de productores (Arca, Jam City y Ariel Rechtshaid) que mantuvo para concretar el concepto de este disco, lleno de micro beats, sonidos y texturas fragmentadas que a diferencia de sus producciones pasadas, donde los beats industriales y espaciales contrastaban altamente con su voz, Take Me Apart agrupa ritmos sísmicos ("Blue Light") y distorsiones digitales ("Enough") donde la afinidad vocal de Kelela se instala por completo. La continua exploración de sí misma permanece en este disco, con canciones como "Jupiter" o "S.O.S." atendiendo la sexualidad o aceptando la permanencia en tu vida de alguien y del amor hacia esa persona en "Waitin'"; como un segundo acto de "A Message"(2015).

La estrategia de revivir el blueprint del R&B de los 90 está enfatizada en la entrega audiovisual de "LMK", donde resume la estética de entonces evocando a tres personajes en escenarios que invocan videos como "Crush on You" de Lil' Kim, "He Wasn't Man Enough" de Toni Braxton, "Rock With U" de Janet Jackson y "Money" de Charli Baltimore.

Aunque Aaliyah haya dejado un legado retomado por múltiples artistas, Kelela exalta sus capacidades en este disco, dando un giro futurista y aún más afinado en cuestiones técnicas, solidificando la constante aproximación experimental a su sonido en un producto innegablemente vanguardista.

No es una revista, es un movimiento.