161003
Hello Seahorse! — Disco Estimulante

8

Hello Seahorse!
Disco Estimulante

Hello Seahorse! / 2020

Artista(s)

Hello Seahorse!

Disco Estimulante: 41 minutos para volar por la habitación.

Hay muy pocas cosas que el ser humano conoce verdaderamente a profundidad. En sí el flujo de la vida es un absoluto conjunto de misterios, pero algo que se sabe desde el nacer, es que el tiempo rige. A veces nos falta, en otros tantos nos sobra, pero sea como sea, cuánto más pasen los años, más estamos destinados a cambiar.

En este caso el tiempo si influyó, pero marcó de manera positiva a Hello Seahorse! que acaba de lanzar una bomba sonora en todas sus plataformas de streaming. Se trata de Disco Estimulante (2020), la más nueva y deliciosa producción del quinteto mexicano.

Ocho largos años caminaron desde Arunima (2012), la última producción conocida de la banda y de la cual se desprenden piezas llenas de color como “No es que no te quiera” y “La Flotadera”. Durante todo este largo receso mucho pudo afectar el sonido del grupo, pero lo cierto es que en Disco Estimulante convergen miles de sensaciones y tónicas que hacen sentir una progresión significativa y necesaria.

Después de esta ante sala solo queda una interrogante: ¿Qué tanto estimula el disco? Si aún no has escuchado nada, aquí te va un spoiler: reproducir Disco Estimulante es exponerse ante una cátedra de texturas, suaves armonías y un sin fin de tonalidades mellow que danzan a más no poder.

Esta construcción la podemos experimentar desde el primer segmento del disco en las canciones “Remedios” y “Dominó”, las cuales están cargadas de tonos dulces que se dejan romancear por las dinámicas movidas de los bajos y las guitarras eléctricas.

Avanzando entre los temas encontramos “Diferente” e “Incendio”, una dualidad que hacía falta tener en la escena del indie pop. Ambas son canciones con cuerpo y mucho peso que nos generan un sentimiento incontrolable de movernos por el espacio y bailar. ¡Recomendadas! Algo a recalcar en la construcción de esta obra es la hermosa coordinación entre los sintetizadores y la voz de Denise Gutiérrez. La composición de sonidos y su mezcla no solo realza considerablemente el panorama sonoro, sino que también, lo llena de frescura. 

Se dice que todo lo que sube tiene que bajar, y así se percibe en “Presencia”, la pieza que reduce los decibeles y con la que el disco empieza a abrazar la vulnerabilidad y los tonos llenos de melancolía. Este mismo equilibrio se extiende a “Sublime”, una sentimental creación acústica que relaja considerablemente la expresividad de este trabajo.

En la última parte de Disco Estimulante, aparecen “Mujer”, “Malacara”, “Distancia” y “Gratitud”. Cuatro canciones que combinan la onda dreamy con beats marcados llenos de funk y sensoriales líneas de bajo. Una cúspide sonora que culmina con el flujo de las 10 canciones que definen esta nueva evolución de sonido.

Definitivamente aplaudimos este trabajo de la banda. Era necesario contar con nueva música que rozara movimientos explosivos, contenido lírico hermoso y muchas texturas que en definitiva estimulan la cabeza. Disco Estimulante transpira pasión y demuestra, una vez más, porque la banda es lo que es.

 

No es una revista, es un movimiento.