Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

143232
Helado Negro — This Is How You Smile

8

Helado Negro
This Is How You Smile

RVNG Intl. / 2019

Artista(s)

Helado Negro

Una mirada al interior de Helado Negro.

Cuando se trata de música, el ser humano tiene la tendencia a buscarse en punto intermedio entre esta y su realidad. Hemos escuchado miles de canciones sobre amor, soledad, tristeza, problemas mundiales, depresión, felicidad, etc. en las que nos hemos visto reflejados, y que nos han hecho llorar, reír, bailar o reflexionar ¿pero cómo sería un disco que realmente esté basado en tu vida desde la infancia? En This Is How You Smile, Helado Negro evoca el poder de la nostalgia para llevarnos por una exploración de su persona representada en una antología de recuerdos, sentimientos, experiencias, cambios, preocupaciones sobre su pasado y presente que reflejan su personalidad, las diferentes tonalidades de su vida, los ritmos que lo han formado como artista, pero sobre todo la necesidad de sentir y compartir al mundo cómo sonríe Roberto Carlos Lange.

Al crecer como hijo de inmigrantes, Helado Negro es conocido por promover la defensa de los derechos de la gente que sufre cualquier tipo de marginación —ya sea por su color u origen— bajo el lema “Young, Latin and Proud”. Parte de esto es recogido en “Please Won’t Please”, “brown won’t go, brown just glows”, canta Lange, recordándonos que el color café es uno más que forma parte de la belleza de este mundo y merece florecer y brillar como cualquier otro. Pero detrás del retumbar de la batería y la melancolía y belleza de los sonidos ambientales, se esconde la inevitable angustia de un futuro incierto, “will anyone rescue what’s left of me?”. Unida a este sentimiento está “País Nublado”, una balada en la que Roberto nos canta al oído, mientras se lamenta: “despacio, te digo, porque nos falta un tiempo para pasear este país nublado”, y continua… “an we’ll take our turn, knowing that we’ll be here long after you”, para al final hacernos gozar acompañado de una segunda voz, que pronto se convierte en una tercera y una cuarta y ahora todos dicen en unísono “laughing longer, smiling harder, uh-uh-uh-uh-uh…”.

“Imagining What to Do” comienza con el sonido desnudo de una guitarra acústica a la que se añaden el dramatismo de los violines y arreglos de tambores metálicos que entramados construyen un hermoso y cálido ambiente, en contraste con el frío que habita en el corazón de Lange“cause it’s cold and hard to remember what the sun feels like”—, como efecto secundario del miedo de no volver a sentir el calor de su familia, el agua se convierte en hielo y permanece sólido en forma de nieve. “Running”, una canción misteriosa, un espacio recóndito, que Helado Negro ha descrito como un “poema”, cuyos versos están formados por la delicadeza del piano y la esencia jazz, eliminando toda necesidad de palabras.

La variedad de géneros va desde la electrónica experimental de “Fantasma Vaga”, que parece ser el registro de una conversación entre Lange y un espíritu que lo acompaña;  así como la guitarra con un estilo flamenco acompañada de coros en “Sabana de luz”, en donde el artista nos dice que lo mejor de nosotros aparece cuando llegamos a ver el alma de las personas y nuestros “cuerpos de luz aparecen” irradiando felicidad. Mientras que “Todo lo que me falta” brilla por su estilo pop inusual con arreglos de viento que se sienten lejanos y donde el crujir de la guitarra da equilibrio a una historia de amor.

Parte esencial del disco son los recuerdos que Carlos tiene de su infancia, como cuando caminaba con su hermano sobre el pavimento caliente hacia la alberca comunitaria de su vecindario, sentimiento que logra revivir a través de la atmósfera veraniega que genera la guitarra eléctrica junto con el jugueteo de la batería en “Seen My Aura”. Cuando somos niños el día parece no tener fin, las horas pasan entre risas y diversión y no existe ninguna preocupación mas que la de comer nuestro cereal favorito y no perdernos nuestra caricatura preferida, son esos años en los que realmente somos libres, en los que nuestra imaginación explora terrenos desconocidos sin ningún temor, y en los que un beso de nuestra mamá antes de dormir nos basta para despertar al otro día llenos de alegría. En “Two Lucky”Lange tiene el deseo de sentir esa ternura hacia el mundo de nuevo, pero las dificultades lo sobrepasan—“just kids with love, we knew nothing about this shit”—, para darse cuenta que lo más importante es cuidar de los que queremos y conservarlos en nuestra vida, porque “¿quiénes somos para explicar este misterio?”.

“Echo for Camperdown Curio”, “November 7” y “My Name Is For My Friends” están compuestas por capas ambientales con dulces destellos en los que el artista navega hacia un espacio de introspección para encontrar momentos importantes escondidos en lo más profundo de su corazón. This Is How You Smile es un espejo que refleja el aura de Roberto Carlos Lange, una autobiografía multicultural que nos recuerda que algunas veces tenemos que pensar lo que somos y de qué estamos hechos para encontrar nuestro lugar en el universo.

No es una revista, es un movimiento.